ENTREVISTAS

Con un repertorio que va desde el bel canto al verismo, Anna Pirozzi debuta este mes en la temporada de ABAO-OLBE interpretando por vez primera un personaje donizettiano. Roberto Devereux llega a Bilbao en una producción de Mario Pontiggia, con Josep Caballé en el podio.
 
Sergio SÁNCHEZ
ÓPERA ACTUAL 185
(NOVIEMBRE 2015)
(NOVIEMBRE 2015)
 
Debuta en Bilbao como Elisabetta de Roberto Devereux. No solo se trata de la primera experiencia de la soprano italiana Anna Pirozzi ante el público abaísta, sino también de su primera aproximación al persona­je: “Efectivamente, debuto el papel y este primer encuentro con la afición de ABAO-OLBE significa, además, que por fin podré cantar mi primera ópera de Donizetti”, afirmó la intérprete a ÓPERA ACTUAL. Junto a Gregory Kunde, a la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa y al Coro de Ópera de Bilbao, todos bajo la dirección de Josep Caballé-Domenech, Anna Pirozzi será la protagonista de una producción que firma Mario Pontiggia.
 
Camaleónica por su impresionante repertorio, su trayectoria comenzó a despuntar en el Festival de Salzburgo, al interpretar a Abigaille (Nabucco) dirigida por Riccardo Muti en 2013, maestro con quien también debutó el papel de Elvira de Ernani en la Ópera de Roma ese mismo año. En su agenda se mezclan personajes como Tosca, Santuzza, Luisa Miller, Leonora (Trovatore), Maddalena, Nedda, Aida... Y la esperan, entre otros compromisos, MacbethNabucco en Leipzig y Las Palmas, La forza del destino en Génova y Adriana Lecouvreur en Nápoles, a lo que hay que añadir su esperado debut en La Scala de Milán como Lucrezia Contarini de I due Foscari con Plácido Domingo y bajo la dirección de Michele Mariotti el próximo mes de febrero.
 
ÓPERA ACTUAL:Su repertorio no para de ampliarse. ¿Cómo piensa afrontar el personaje de Elisabetta de Roberto Devereuxdesde el punto de vista musical y escénico?
Anna PIROZZI:Creo que se trata de un papel muy afín a mi vocalidad. Se precisa un cierto peso vocal para afrontarlo ya que posiblemente se trate del rol más dramático que Donizetti escribió para soprano. En la faceta de actriz me he preparado leyendo la tragedia de Jacques-François Ancelot Elisabeth d’Angleterre, que constituye la base literaria de la obra. Intento también familiarizarme con el contexto histórico, pues Isabel I fue un personaje de una gran fortaleza y conservó su capacidad de autodeterminación hasta el momento de su muerte._____
 
Ó. A.: Bervely Sills decía que las dificultades del rol habían acortado su carrera en almenos cuatro años. ¿Qué opina?
A. P.:Sobre la opinión de la Sills no puedo decir nada. Quizá lo haga después de haberlo cantado. Es cierto que mientras lo estudiaba he encontrado algunas dificultades con los recitativos; el aria de entrada es muy lírica y a medida que se desarroa la obra crece el dramatismo, donde me encuentro mejor. Hay saltos interválicos que someten al cantante a una dura prueba y ahí entra el dominio de la técnica. En cualquier caso el papel es muy interesante tanto desde el punto de vista vocal como interpretativo.
 
Ó. A.: En Bilbao se encontrará con una puesta en escena de Mario Pontiggia. ¿Han trabajado juntos?
A. P.:Será la primera vez que lo hagamos. He visto algo de su Roberto Devereux, que me ha convencido plenamente. Espero ansiosamente el momento de colaborar con él.
 
Ó. A.: ¿Quiénes son sus directores de escena preferidos y por qué?
A. P.:Ante todo, Hugo de Ana, con quien he hecho Ernani en Roma, y también el gran Franco Zeffirelli, al que todavía no conozco. También Gilbert Deflo, con quien hicimos un genial y colosal Nabucco en Pequín. También Pier Luigi Pizzi, y entre los jóvenes me parecen muy interesantes Alessandro Talevi, con quien acabo de hacer Cavalleria Pagliacci y de quien he visto algún boceto del Robert Devereux de gran efecto. Un registacon el que me encantaría trabajar, por supuesto, es David McVicar.
 
Ó. A.:En la actualidad está preparando el papel de las otras reinas Tudor (Anna Bolena y Maria Stuarda) para incorporarlas a su repertorio. ¿Qué diferencia ve en estos papeles respecto del de Elisabetta? ¿Dónde piensa debutarlos?
A. P.:No son proyectos inmediatos y la verdad es que tengo que pensármelo antes. Entre tanto tengo que hacer por vez primera otros papeles y prefiero concentrarme en ellos. Esta temporada, además de Elisabetta, tendré que aprenderme otros tres personajes: la Lucrezia Contarini de I due Foscari con el que debutaré en La Scala, la Leonora de La forza del destino para Génova y mi primera Adriana Lecouvreur para el San Carlo de Nápoles.
 
 
Ó. A.: ¿No resulta muy exigente el hecho de tener que cantar Aida en el Regio de Turín, en octubre, la Elisabetta de Bilbao en noviembre y Tosca en diciembre en Roma?
A. P.:No creo. Tendré que trabajar la flexibilidad de la voz y la agilidad después de la última representacion de Aida, pero diría que es más difícil cantar la Elisabetta después de la Aida que Tosca después del Devereux, porque se requiere una cierta disciplina en el trabajo para pasar de las largas frases verdianas a la coloratura donizettiana. En cambio, cantar la Tosca después de la Elisabetta será más fácil. Este paréntesis donizettiano será un bálsamo para mi voz.
 
Ó. A.: Usted se ha definido como “soprano lírico-dramática con tendencia a la dramática de agilidad”, clasificación hoy un tanto sorprendente. ¿Por qué prefiere esta definición de su vocalidad?
A. P.:Mi vocalidad me permite intepretar tanto papeles de lírico-spinto como Tosca, Aida, la Leonora de La Forza o Adriana, como los dramáticos de agilidad como Abigaille, la Lady Macbeth o la misma Elisabetta del Devereux. Es por eso que me gusta definirme así.
 
Ó. A.: Su carrera hasta ahora ha sido breve pero intensa. ¿Cómo ha vivido estos últimos años y cómo ha asimilado el éxito?
A. P.:Es cierto que mi carrera es aún corta y se está desarrollando muy aprisa, pero yo sigo con los pies en el suelo. A veces no soy consciente de los éxitos, pero siempre hay que tener muy claras las propias capacidades. Me queda aún mucho por aprender y por dar y espero tener la posibilidad de hacerlo.
 
Ó. A.: ¿Qué papel ha tenido el maestro Riccardo Muti en su carrera?
A. P.:Importantísimo. Gracias a él y a mi improvisado Nabucco en el Festival de Salzburgo se me han abierto muchas puertas. He aprendido mucho de él y confío en que podamos volver a colaborar en el futuro.
 
Ó. A.: En España ha cantado Abigaille en el Palau de les Arts este mismo año y volverá a hacerlo en Las Palmas en abril de 2016. ¿Qué otros compromisos tiene con teatros españoles?
A. P.:Existen proyectos para Madrid, pero todavía no puedo decir con qué papeles; espero también volver pronto a Valencia, que me dio tanto en mi debut español. Me hace muy feliz cantar en su país, donde se me ha tratado muy bien y me encuentro muy a gusto. 
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00