Trojahn OREST
Georg Nigl, Raymond Very, Airam Hernández, Claire de Sévigné, Claudia Boyle, Ruxandra Donose. Dirección: Erik Nielsen. Dirección de escena: Hans Neuenfels.
12 de marzo de 2017.

Hans Neuenfels ideó una nueva producción escénica de Orest de Manfred Trojahn © Opernhaus / Judith Schlosser
 
 
 
La composición operística contemporánea goza de buena salud, no solo compositiva, sino también de público. Hasta hace pocos años, solo a golpe de subvención se podía acceder a estrenos de nuevas obras que no solían despertar el interés del público. Afortunadamente, hoy se programan nuevos títulos que recalan en distintos teatros con producciones firmadas por distintos directores. Alguno de estos montajes incluso entran a formar parte del repertorio del teatro, como es el caso de Written on Skin de Benjamin en el Covent Garden londinense.
Orest, compuesta por el alemán Manfred Trojahn, fue estrenada en Ámsterdam en 2011 como continuación de la historia explicada en la Elektra de Richard Strauss. En Zúrich ha contado con una nueva producción firmada escénicamente por el reputado regista Hans Neuenfels y bajo la batuta del director de la orquesta del Theater Basel, Erik Nielsen.
Trojahn sitúa la acción en el punto en el que Strauss y Hofmannsthal la dejan: en el momento en que Orest asesina a Klytämnestra y Ägisth. La producción es sumamente teatral y dibuja cada personaje con profundidad, ahondando en su perturbada psicología. Neuenfels deja el teatro a oscuras para empezar con el desgarrador grito de Klytämnestra muerta a manos de su hijo, chillido que se une a las cuerdas en tensión y las voces femeninas que retumban en la mente del vástago. Es ahí donde empieza todo, un Orest perturbado permanentemente por los hechos realizados y la visión de su madre y padrastro recibe el apoyo de Apolo. Para seducir a Orest y alejarle de sus dementes pensamientos, el dios se transforma en Dionisos, quien le habla de Helena, “la mujer más bella de entre todas”, hermana de su madre asesinada. Neuenfels consigue conjugar una extraordinaria mezcla de comicidad y dramatismo con el que mantiene la tensión teatral, como con el dibujo de diva trasnochada que hace de Helena. La entrada de Menelaos con caballo de Troya incluido resulta intrigante. El falo es uno de los elementos casi permanentemente presentes, ya sea el enorme dorado de Dionisos o el humano de los hombres de Argos. También impactante resulta la manipulación de Elektra a Orest, que clama venganza contra su tía Helena por las atrocidades de la guerra de Troya.
La dirección de Nielsen resultó tensa, teatral y limpia. La Philharmonia Zürich sonó magníficamente y ofrece una versión para el recuerdo de la obra maestra de Trojahn. Estuvo especialmente vibrante en el intermezzo, manteniendo la tensión musical en todo momento. En el apartado vocal, Georg Nigl realizó un trabajo dramático impecable como el atormentado Orest, con especial brillo en la tercera escena con Menelao, interpretado por un irreprochable Raymond Very. El doble y complejo rol de Apolo/Dionisos fue interpretado por el tenor canario Airam Hernández. Dotado de un instrumento de gran belleza, su interpretación fue arrolladora y sorprendió en sus intervenciones en las que tenía que mostrar a dos dioses con vocalidades y caracteres dramáticos muy diferenciados. Sin duda, uno de los ejes de este Orest. Por su parte, la Elektra de la rumana Ruxandra Donose, a quien se la ha escuchado en roles menos dramáticos, resultó escalofriante, enorme, intensa y obstinada en el “Du musst!” a Orest. También estuvo especialmente inspirada en el Terzett junto a la Helena de Claudia Boyle y la Hermione de la joven soprano Claire de Sévigné. Ambas cantantes interpretaron a madre e hija de manera sólida y solvente.
Con obras y producciones de este calibre se cuenta con repertorio contemporáneo para rato, y es que la respuesta de público fue entusiasta y entregada. * Albert GARRIGA

 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00