CRÍTICAS

English National Opera
Estreno Absoluto
Ryan Wigglesworth THE WINTER’S TALE
Iain Paterson, Sophie Bevan, Samantha Price, Leigh Melrose, Anthony Gregory, Susan Bickley, Timothy Robinson, Neal Davis. Dirección: Ryan Wigglesworth. Dirección de escena: Rory Kinnear. London Colisem, 27 de febrero de 2017.
 
La ENO estrenó The Winter’s Tale, nueva ópera de Ryan Wigglesworth © English National Opera / Johan Persson
 
Toda première absoluta atrae mucha atención, especialmente si el libreto se basa en Shakespeare; esta vez no fue una excepción. La música de Ryan Wigglesworth, joven compositor y director de la nueva generación, es muy atractiva, sensual y atmosférica, y guía a los cantantes en sus acciones. Con su escritura obtiene una textura liviana, transparente y camerística que permite a los intérpretes cantar sin forzar y al público entender el texto, también del compositor. The Winter’s Tale es una obra tremenda de celos incontenibles al estilo de Otello, pero también de lecciones aprendidas y de rehabilitación, que se desarrolla a paso lento pero seguro. Wigglesworth ha reducido el texto a lo más imprescindible, pero también ha conservado el sabor literario de Shakespeare: después de dos horas se llega a un final que, si bien feliz en el original, en la ópera deja una duda, como si fuera un cuento que no ha llegado a su conclusión.
 
La English National Opera se encuentra en un momento económico muy difícil, pero los espectáculos programados en su temporada no se están resintiendo. El joven actor Rory Kinnear hizo su debut como regista operístico usando los diseños de Vicki Mortimer al máximo y dirigiendo la acción de forma fluida y natural. Los semicírculos que se abren y cierran sobre el escenario, creando espacios diferentes, rememoraron al teatro de prosa y beneficiaron la acción, que fue fluida y creíble en todo momento.
 
Iain Paterson fue Leontes, el rey que desencadena la acción con sus celos; una presencia inmensa. Sophie Bevan dio vida a su esposa, Hermione, de una dulzura total y un canto bello y sobresaliente, mientras que Leigh Melrose se hizo cargo del rol del tiránico Polixenes, que, al igual que con Leontes, es padre y sabe perdonar. Samantha Price fue la tiernísima y muy bien cantada Perdita y Anthony Gregory, el viril y resuelto Florizel. Timothy Robinson, por su parte, cantó el perfecto y honesto Camillo y, finalmente, Susan Bickley descolló como el arma secreta en esta trama de complicados sentimientos: su Paulina dominó con su mera presencia. Un elenco sobresaliente para una obra que merece solo los mejores cantantes.
 
El compositor, desde el podio, realizó una lectura llena de pasión, de suspense y de sonidos que le auguran un gran futuro como compositor. Un diez para la sufrida English National Opera. * Eduardo BENARROCH
 

 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00