CRÍTICAS

Amigos Canarios de la Ópera
Donzietti  LUCIA DI LAMMEMOOR
María José Moreno / Elena Mosuc, Paolo Fanale, Roman Burdenko, Deyan Vatchkov, Marc Sala, Francisco Navarro, Rosa Delia Martín. Dirección: Marzio Conti. Dirección de escena: Francisco López. Teatro Pérez Galdós, 21 y 23 de febrero de 2017.
 
 
Paolo Fanale y Elena Mosuc, Lucia y Edgardo en Las Palmas © ACO / Nacho González
 
Un breve contratiempo hizo presagiar un mal inicio de la 50ª. Temporada de Ópera de Las Palmas de Gran Canaria. Elena Mosuc, la Lucia prevista en el cartel, sufría un fuerte resfriado, lo que provocó que se buscase con urgencia una voz sustituta. Apenas dos horas antes de subir el telón llegaba la soprano María José Moreno, que a pesar de la premura de tiempo ejecutó una interpretación excelente –a todos los niveles– del enrevesado personaje. Ya repuesta de su indisposición, en la segunda función Mosuc demostró con creces porqué es todo un referente actualmente en este rol de Donizetti: pletórica y segura en todo momento, dominó con creces con su excelente coloratura todas las posibilidades vocales que el personaje le brinda para su lucimiento. Arrolladora e inolvidable.
El tenor Pablo Fanale debutaba como Edgardo en la capital grancanaria; pese a su inicial inseguridad –fruto de los nervios, posiblemente por interpretar un personaje mítico de Alfredo Kraus en la ciudad de este y en una Temporada que le rinde tributo–, pronto desató todo su potencial lírico hasta culminar su recorrido con  sus dos arias más significativas llenas de aciertos. Por su brío y expresividad destacó el barítono Roman Burdenko (Enrico), pero no así el bajo Deyan Vatchkov (Raimondo), insuficiente y forzado a todas luces. El resto de solistas no defraudó. Acertado en sus intervenciones el Coro de Ópera de la ciudad, dirigido por Olga Santana, y entregada y siempre al servicio de la escena y de la magistral partitura la dirección musical de Marzio Conti al frente de la Filarmónica de Gran Canaria, formación que se mostró espléndida en su conjunto y en los solistas.
La única nota negativa de la jornada fue la propuesta escenográfica del Teatro Villamarta de Jérez: el sempiterno telón de boca de gasa transparente no solo molestó y hacía desagradable y confusa la visión, sino también creó un distanciamiento con los intérpretes generándose frialdad sobre las situaciones dramáticas del libreto. Poco acertada, igualmente, las proyecciones: demasiadas y obvias. Iluminación y vestuario atemporal, en la misma tónica. La regia, convencional.
Un teatro a rebosar aplaudió con ganas no solo al elenco sino también a los organizadores, los Amigos Canarios de la Ópera: mantener una convocatoria como esta durante 50 años no ha sido, ni es, una dócil tarea. * Cayetano SÁNCHEZ
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00