Teatro Comunale
Massenet  WERTHER
Juan Diego Flórez / Celso Albelo, Ruth Iniesta, Isabel Leonard / José Maria Lo Monaco,
Jean-François Lapointe, Luca Gallo, Alessandro Luciano, Lorenzo Malagola Barbieri.
Dirección: Michele Mariotti. Dirección de escena: Rosetta Cucchi. 15 y 16 de diciembre.
 
Juan Diego Flórez e Isabel Leonard se alternaron en los roles protagonistas con Celso Albelo y Josè Maria Lo Monaco © Teatro Comunale / Rocco Casaluci
 
Por segunda vez el Teatro Comunale de Bolonia propuso en veladas consecutivas un enfrentamiento entre Juan Diego Flórez y Celso Albelo –ambos Premio ÓPERA ACTUAL– en un mismo título. Pasó a principios de 2009 con I Puritani de Bellini; se repitió ahora con Werther de Massenet. Resulta interesante observar la evolución hacia un repertorio indiscutiblemente lírico de estas dos voces exquisitas de tenore di grazia. Ambos se habían enfrentado al rol de Werther una vez sola: el peruano en forma de concierto en París; el tinerfeño, en una única función en Tenerife. La evolución de Flórez es paradigmática por la inteligencia musical e interpretativa: no traiciona su naturaleza, no fuerza la voz –que con los años se va afianzando en el centro, sin por ello perder luminosidad en el agudo– y, en pocas palabras, sigue siendo él mismo. Su “Pourquoi me reveiller” fue acogido con un aplauso interminable por parte de un público encandilado: el broche de oro a una gran noche. Dos días después, en su segunda función, bisó el aria ante el clamor de sus incondicionales venidos de todo el mundo. El Werther de Celso Albelo fue también memorable y, en la comparación entre ambos, el español sale favorecido por la belleza y volumen de su voz, de gratísimo timbre, más latina, cálida y harmónicamente generosa. Pero el fraseo, el acento y la vehemencia –cuando Flórez prefiere la introspección, lectura más que plausible– aportan al antihéroe una carnalidad no habitual, resultando casi simpático y seguramente enternecedor.
A tanto tenorisssimo respondió un reparto modélico, con alternancia en el rol de Charlotte. Con Flórez cantó Isabel Leonard, de voz amplia, bien proyectada, con color de soprano siendo mezzo. Intérprete intensa y bella, fue la revelación de la velada. Josè Maria Lo Monaco, por su parte, dibujó una Charlotte intimista, cantada con control extremo en la emisión y que dramáticamente evoluciona hacia la conciencia de su propia voluntad. Otra gratísima sorpresa fue la de Ruth Iniesta, a la que también resulta fácil prever un futuro radiante: Sophie tan bien cantada como interpretada, sacó del personaje todo el jugo posible. Muy convincente resultó el Albert de Jean-François Lapointe: apuesto y autoritario. A mucha distancia los dos compinches borrachines –Alessandro Luciano (Schmidt) y Lorenzo Malagola Barbieri (Johann)– y cumplidor Luca Gallo (Le Bailli).
Debutaba en Bolonia Michele Mariotti, nuevo titular de la orquesta local, que bajo su batuta pareció otra: realizó una lectura eficaz, poniendo de relieve cuanto de wagneriano, si bien con acento francés, se esconde en la partitura: es el Tristan de Massenet. Muy buena la nueva producción de Rosetta Cucchi, que traslada la trama a una época contemporánea pero sin rarezas, en un entorno pequeño-burgués. Escenografía muy bien concebida por Tiziano Santi, vestuario consecuente de Claudia Pernigotti e iluminación cuidadísima en el uso de las transparencias de Daniele Naldi. Cabe mencionar al excelente coro infantil instruido por Alhambra Superchi. Ambas funciones terminaron con el público al rojo vivo.  * Andrea MERLI

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00