EN PORTADA

 La temporada grancanaria celebra el próximo curso, de febrero a junio de 2017, medio siglo de trayectoria teniendo como inspiración al legendario Alfredo Kraus.
 
Los Amigos Canarios de la Ópera (ACO), organizadores de la programación operística en Las Palmas de Gran Canaria desde 1967, recibieron en 2007 el Premio Ópera Actual al cumplir 40 años de actividad. El próximo curso que comienza en febrero, ACO celebrará medio siglo de vida, con Alfredo Kraus en el recuerdo.
 
 
Pablo MELÉNDEZ-HADDAD
ÓPERA ACTUAL 197
(DICIEMBRE 2016)
 
 
 
La música en todas sus expresiones es parte del ADN del pueblo canario. De ahí que se haya convertido desde hace tiempo en una importante cantera de voces líricas con grandes e ilustres representantes teniendo como referente al inolvidable Alfredo Kraus. El tenor grancanario se ha convertido en leyenda, siendo un valioso puntal para los Amigos Canarios de la Ópera (ACO), una asociación que contó con su arte desde que hace ya medio siglo diera sus primeros pasos líricos. “Con él nació nuestra actividad”, afirma el director artístico de la temporada de ACO, Ulises Jaén. “Kraus estuvo en el origen de nuestras temporadas, en 1967, y cantó los tres títulos que entonces se programaron; es por eso que nuestra temporada lleva su nombre. La ciudad se siente orgullosa de una figura tan universal, que ha contribuido a que parte de su gente se interese y apoye la ópera. Pero no debemos olvidar que Kraus se nutrió y se formó en una ciudad con una historia operística que se remonta a mediados del siglo XIX, con una actividad musical muy importante y que le abrió las puertas a una de las carreras más brillantes de la lírica. Kraus es un referente mundial en el canto y lo seguirá siendo siempre, y Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad de ópera y espero que lo siga siendo siempre”.
 
 
 
ÓPERA ACTUAL: ¿Qué considera que ha cambiado en la visión del socio de ACO y del público operístico grancanario en esta década que ha transcurrido desde que la entidad recibiera en 2007 el Premio ÓPERA ACTUAL?
 
Ulises JAÉN: Es evidente que al incorporar títulos nuevos, el gusto del público evoluciona y se abre a nuevas experiencias. La paulatina ampliación del repertorio siempre ha sido una constante en las programaciones de ACO al ir incorporando al menos un título nuevo por temporada cuando hacíamos cinco óperas. El año pasado hicimos dos títulos nuevos, y en esta temporada, al ser en torno a Kraus no se podrá hacer, pero en el 2018 volveremos a estrenar uno, y en el 2019 también. Es necesario ampliar el repertorio y ofrecer óperas que no han sido representadas nunca en la ciudad guardando un equilibrio con las obras de repertorio.
 
Ó. A.: Dice que al cumplir 50 años, ACO ha querido organizar una temporada especial conmemorativa con Kraus y su repertorio como principal reclamo. ¿Cómo han reaccionado los socios y el público en general ante esta idea?
U. J.: Estamos muy contentos con la acogida, pues son títulos muy conocidos y además hemos conseguido unos repartos espectaculares. El reto era muy difícil, pues todos los tenores tenían que estar a una gran altura y contar con Fanale, Schmunck, Camarena, Gandía y Machado en una misma temporada para defender estos roles es un auténtico lujo. Contaremos además con otras voces de primerísima calidad como son las de Elena Mosuc, Jessica Pratt, Silvia Tro, Marina Monzó, Rubén Amoretti, las grancanarias Nancy Fabiola Herrera y Elisandra Melián, y por supuesto estamos encantados con el Rigoletto de Leo Nucci, que celebrará sus 50 años de carrera con nosotros.
 
Ó. A.: ¿Cómo es que no figuran tres de los más destacados cantantes canarios en este momento, como son Yolanda Auyanet, Celso Albelo y Davinia Rodríguez?
U. J.: Pues en el caso de Celso fue por un problema de agenda y en el de Davinia y de Yolanda por el repertorio, pues ellas ya no cantan ninguno de los papeles de soprano de esta temporada. Pero todos volverán, sin lugar a dudas... Queremos seguir contando con los cantantes canarios que están y que vayan apareciendo. En la temporada pasada hicimos Andrea Chénier con nueve de los once roles cantados por canarios. Procuro que todos los roles comprimarios los hagan artistas nuestros, eso sí, no solo por ser canarios, sino por ser buenos cantantes. Cualquiera de ellos podría defender el rol que canta aquí en cualquier teatro del mundo.
 
 
 
Ó. A.: ¿Qué cantantes o directores musicales y de escena considera fundamentales en estas cinco décadas de trayectoria? 
U. J.: Desde el punto de vista del aficionado, y cuando hablas con ellos, siempre salen ciertos nombres a relucir: el Otello de Del Monaco, la Caballé y sus tantas apariciones en nuestras temporadas, Sutherland, Carreras, Pons, Domingo, Kraus (por supuesto) y tantos y tantos otros que es difícil resaltar uno... Personalmente, creo que Montserrat Caballé, que estuvo con nosotros en cinco temporadas y que incluso llegó a cantarnos unas funciones sin cobrar porque pasábamos por un momento de apuro, marcó una época bellísima.  
 
Ó. A.: ¿Qué línea de programación se ha seguido en estos 50 años y cuál cree que debería seguirse en el futuro? 
U. J.: Solemos repetir las obras más populares cada seis o siete años; las otras cada diez o doce más un estreno por temporada; creo que es un buen sistema, aunque no inamovible. En mi caso, si cuento con un gran cantante y tengo que adelantar una ópera, no pasa nada.Espero en breve poder programar Der Rosenkavalier, Dialogues des carmélites y Katja Kabanova... Eso sí, una novedad por temporada, porque dependemos en gran parte de la taquilla y de incorporar a nuevos aficionados. Con Wagner tenemos el problema del reducido tamaño del foso del Pérez Galdós, pero no desespero y me encantaría hacer algún Wagner. Sé que lo conseguiré.
 
Ó. A.: Al cumplir medio siglo de trayectoria, ¿cuáles son las carencias o necesidades a la hora de programar? 
U. J.: No creo que exista un director artístico que no quiera tener una mayor financiación y mejores medios, pero desde ACO siempre hemos sabido acoplarnos a las circunstancias en las que nos movemos y hay una capacidad de adaptación que quizás algunos teatros públicos no tienen. Por eso hemos sobrevivido estos 50 años. ACO aporta a la temporada casi un 70 por cien de recursos propios, por lo que no somos una gran carga para ninguna institución. Desde hace 50 años le damos a la ciudad una temporada de ópera de nivel internacional, con una oferta en taquilla del 60 por ciento de las entradas, por lo que cualquier persona que quiera puede acceder al teatro. 
 
 
Arriba a la izquierda, Carlo Bergonzi, Aida, 1979. Arriba a la derecha, José Carreras, Un ballo in maschera, 1977.
Abajo a la izquierda, Luciano Pavarotti, La Bohème, 1971. Abajo a la derecha, Jaime Aragall y Monserrat Caballé, Tosca, 1979 /
Archivo La Provincia Diario de Las Palmas
 
 
Ó. A.: En este curso ACO estrenará dos producciones propias. ¿Se vuelve a optar por montajes hechos en Las Palmas?  
U. J.: En realidad es una sola, La fille du régiment la construiremos aquí, porque las que había en el mercado eran o muy grandes o no muy bonitas... La Favorita, es una coproducción con el Instituto Valenciano de Cultura y es una adaptación de una antigua obra de teatro. La idea es seguir trayendo producciones ya estrenadas a cargo de diferentes directores de escena, aprovechar algunas nuestras y solo construir en caso de no encontrar nada óptimo. Esto nos ha funcionado muy bien las dos últimas temporadas tanto desde el punto de vista económico –hemos reducido la deuda en un 75 por cien–  como de ideas y aportaciones nuevas. 
 
Ó. A.: Asumió como director artístico de la temporada de ACO hace dos años sucediendo a un responsable proveniente del mundo de la dirección de escena. ¿Qué cree que ha aportado su perfil a esta nueva etapa?
U. J.: Supongo que un perfil más vocal, pues provengo del mundo musical y con una formación vocal. He traído nuevos maestros más acordes a mi idea musical y ha sido un gran acierto, porque la orquesta está muy contenta. Me gustaría volver al recuerdo que tengo de las temporadas de los años 70 y 80 del pasado siglo cuando los grandes cantantes del momento estaban presentes siempre y donde las ovaciones eran interminables.
 
Ó. A.: Si no tuviera restricciones presupuestarias y teniendo en cuenta el gusto y la tradición operística del público grancanario, ¿cuál sería la temporada ideal diseñada por Ud?
U. J.: Es evidente que el público grancanario ha sido siempre un apasionado de las voces y no en vano la lista de cantantes de primera fila que han pasado por nuestras temporadas es impresionante. Mi temporada ideal para ellos estaría marcada más por las voces que por los títulos en sí. Eligiendo los mejores cantantes y cada voz con su ópera adecuada ya te sale la temporada por sí sola.
 
 
 
 
 
 
Óscar Muñoz, presidente de ACO: “Toda la temporada 2016-17 pivotará sobre óperas krausianas, como homenaje al tenor Alfredo Kraus”
 
Medio siglo haciendo ópera. En 2017 los Amigos Canarios de la Ópera (ACO), Premio ÓPERA ACTUAL 2007, celebra sus bodas de oro con Alfredo Kraus y parte del repertorio que lo convirtió en leyenda como principal reclamo. La entidad cuenta con un director artístico, personal administrativo con un gerente al frente y una Junta Directiva que valida todo lo sugerido por la dirección artística y la gerencia. “La gestión profesionalizada está en manos de nuestro director artístico, Ulises Jaén, que lleva dos años en el cargo desempeñándolo con total brillantez y sensatez económica”, explica a ÓPERA ACTUAL el presidente de ACO, Óscar Muñoz, quien apunta además que en esta celebración se incluyen varias novedades. “Volveremos a los cinco títulos por temporada. Con la crisis de estos últimos años tuvimos que pasar a cuatro. Incluso se hacían cuatro funciones por título; esta próxima temporada volveremos a las cinco óperas, pero con tres funciones de cada una. Hemos debido reubicar a los socios y así, al haber un título más, hemos aliviado el presupuesto. Toda la temporada pivotará sobre óperas krausianas como homenaje al tenor canario, pues en el año 1967 las tres obras de aquel primer festival fueron cantadas por el gran Alfredo Kraus. También estamos preparando la edición de un libro sobre la historia de ACO, además de continuar con nuestras charlas preparatorias de cada ópera. También tenemos un ciclo de cine con la Universidad de Las Palmas con películas relacionadas con nuestras representaciones”.
 
 
 
ÓPERA ACTUAL: ¿Cómo comenzó la aventura de ACO?
Óscar MUÑOZ: En 1967 un grupo de entusiastas aficionados encabezados por el primer presidente de ACO, hoy presidente de honor, Alejandro del Castillo, conde de la Vega Grande, se puso a buscar financiación en las instituciones locales. Además se convirtió en auténtico mecenas aportando dinero de su propio patrimonio, gesto por el que ACO siempre le estará profundamente agradecida pues en parte motivó la continuidad del proyecto. Posteriormente se fue creciendo en número de títulos y funciones: de tres óperas por temporada se pasó a cuatro, cinco y hasta seis, repetidas en dos funciones. También hemos intercalado recitales de grandes cantantes como Kraus, Mirella Freni o, más recientemente, Elina Garanca. Pero nuestra preocupación ha sido la de traer grandes voces para las óperas, es lo que nos pide nuestro entendido público, además de cuidar las producciones. Y nuestro objetivo es dar continuidad a los cinco títulos por temporada con el máximo nivel dentro de nuestras posibilidades económicas, que no son muchas.
 
Ó. A.: ¿Qué importancia considera que tuvo Alfredo Kraus para la Asociación?
Ó. M.: Fue fundamental. Los tres primeros títulos los cantó él en 1967, La Favorita, Rigoletto y Werther, obras que repetimos en su honor, además de Lucia y Fille du régiment, también de su repertorio. El interés de Kraus en el canto vino influenciado por el magnífico ambiente lírico y de música existente en  nuestra ciudad. No nos olvidemos que aquí se hacía ópera desde 1860, además de contar con la Sociedad Filarmónica de Las Palmas que es la más antigua de España. Kraus recibió sus primeras clases de canto siendo un adolescente en la casa de la recordada María Suárez Fiol, quien daba clases de forma altruísta, desinteresada (por cierto, madre de Juan de León, anterior presidente de ACO y hoy presidente de Honor, y abuela de nuestro actual vicepresidente primero). En 1959 y organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas, Kraus cantó en el Teatro Pérez Galdós La Traviata con Anna Moffo, Pescadores de Perlas y Rigoletto. Su figura y alcance mundial han influido en el desarrollo de más afición lírica en la ciudad: es una personalidad clave.
 
Ó. A.: ¿Cuál era el repertorio y los intérpretes al comienzo de los festivales?
Ó. M.: Acompañaron a Kraus cantantes como Anna Maria Rota, Sesto Bruscantini, Gianna D’Angelo o María Isabel Torón, mezzosoprano de Gran Canaria, hoy única superviviente de aquel histórico primer Festival. Después Kraus vino a cantar I Puritani, con Bruscantini, y Lucia con Zuleika Saque y el gran Giuseppe Taddei. Siguieron temporadas espectaculares con cantantes como Sutherland en Maria Stuarda, Nilsson en Tosca, Pavarotti en Lucia y Bohème, Del Monaco en Otello, Bergonzi en Gioconda, Cappuccilli en Ballo y Rigoletto, Carmen con Obraztsova, Aida con Dimitrova y Bergonzi, Caballé en Norma –entre otros títulos–, Domingo en Tosca y Carmen, Aragall... Impresionante.
 
 
 
Ó. A.: Preside ACO desde 2012. ¿Para cuándo están prevista nuevas elecciones? 
Ó. M.: Serán ahora, en diciembre. Los mandatos son por cuatro años y vamos a concurrir repitiendo todos los miembros de la actual Junta. Quisiera tener un recuerdo de gratitud por todo lo que hizo por ACO Javier Morales, que pertenecía a esta Junta y que desgraciadamente ya no está con nosotros, una persona extraordinaria en todos los sentidos. 
 
Ó. A.: ¿Cuáles son las principales motivaciones para seguir en el cargo?
Ó. M.: La principal sin duda alguna es el amor por la ópera y por mi ciudad, para que tenga una temporada digna de la que sentirnos orgullosos y de continuidad con la enorme tradición lírica. En lo negativo está el tiempo que le dedico –yo y todos los miembros de la Junta, siempre de formas altruísta– en perjuicio de nuestra vida familiar y profesional. Pero la causa vale la pena.
 
Ó. A.: Tras tomar el relevo de Juan de León, que presidió ACO durante 16 años, ¿cuál ha sido el principal reto al que se ha enfrentado? ¿El económico?
Ó. M.: Tomar el relevo de Juan de León fue un honor y una enorme responsabilidad. Mientras él fue presidente yo fui secretario en su Junta directiva en esos 16 años, por lo que siempre fuimos de la mano. Juan de León ha sido uno de los artífices de la supervivencia de esta asociación, con unos resultados artísticos extraordinarios. El principal reto que hemos tenido efectivamente ha sido el económico. La deuda era tremenda y nos llevó al borde de la desaparición motivada por las fuertes restricciones presupuestarias de las administraciones públicas, sobre todo, y fundamentalmente  por el Gobierno de Canarias. Pero con imaginación, mucho trabajo y las medidas correspondientes hemos podido reconducir el panorama económico esperando que el Gobierno de Canarias vuelva a implicarse. Las relaciones con el Cabildo de Gran Canaria y con el Ayuntamiento de Las Palmas son magníficas y de gran colaboración mutuas. Con estas dos administraciones como titulares de la Fundación que rige el funcionamiento del Teatro Pérez Galdós no veo ningún riesgo, ya que son muy conscientes de la importancia de ACO en la ciudad. No olvidemos que el Pérez Galdós siempre ha sido un teatro de ópera y para ello se produjo su importante reforma. Dejarlo sin actividad operística sería una tremenda contradicción. 
 
Ó. A.: Periódicamente surge la idea de fusionar la actividad de ACO con la de Ópera de Tenerife. ¿Sería viable? 
Ó. M.: Por muchas razones es técnicamente inviable. Lo que sí hacemos son colaboraciones mutuas en el intercambio de producciones.
 
Ó. A.: ¿Con cuántos socios cuenta la Asociación en la actualidad y cuántos ha llegado a tener en su mejor momento? ¿Cuál son sus expectativas de futuro? 
Ó. M.: En estos momentos somos unos 1.300 socios y hemos llegado a rozar los 2.000. Nuestras expectativas son las de crecer en socios en las localidades más económicas, pues curiosamente en las entradas más caras estamos casi saturados dado que hay que respetar un cupo para la venta al público en general. Y desde el punto de vista artístico, consolidar otra vez el quinto título e ir abriéndonos a nuevos repertorios.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00