EN PORTADA

 La temporada de ópera de Cinesa presentará en junio el debut de Jonas Kaufmann como protagonista del Otello de Verdi. El tenor alemán aparecerá en la temporada de Cinesa en Tosca, La forza del destino, Cavalleria rusticana y Pagliacci.
La temporada clásica de Cinesa incluye 32 retransmisiones de ópera y  ballet, tanto en directo como en diferido. Seis de las óperas  llegarán desde la Royal Opera de Londres, dos desde el Liceu de Barcelona y otras dos desde el Teatro Real de Madrid.
 
El fenómeno se ha globalizado y sigue conquistando público. Las retransmisiones de ópera a salas de cine se ha convertido en un negocio considerable, y CINESA, pionera en España en este formato, es una de las distribuidoras y exhibidoras españolas más potentes del sector.
 
 
Pablo MELÉNDEZ-HADDAD
ÓPERA ACTUAL 196
(NOVIEMBRE 2016)
 
 
 
Cuando en 2001 el Gran Teatre del Liceu realizó en España en un mano a mano con Cinesa la primera retransmisión de una ópera a una sala de cine (La Traviata), nadie se imaginaba que la idea no solo se asentaría, sino que llegaría a convertirse en un negocio millonario en todo el mundo. El 18 de diciembre de ese hoy lejano 2001, el Liceu grabó y retransmitió la obra de Verdi por internet a cinco universidades catalanas y a un cine barcelonés, precisamente una sala de la distribuidora y exhibidora española Cinesa. Fueron los primeros pasos de una idea que comenzó a gestarse bastante después, aunque el Gran Teatre barcelonés insistió: al acabar esa misma temporada, en el verano de 2002, el Liceu se transformó en sala de cine cubriendo la boca del escenario con una pantalla de 12 x 9 metros y poniendo a la venta 25 sesiones de esa misma Traviata con Mary Dunleavy (Violetta), Marcus Haddock (Alfredo) y Juan Pons (Giorgio Germont), bajo la dirección musical de Julia Jones y con la dirección de escena de Richard Eyre.
 
 
 
El éxito de la iniciativa se conoció en todo el mundo y poco a poco se fueron sumando teatros y festivales, hasta que el fenómeno se globalizó; varios programadores de fama internacional apostaron fuerte por la idea, como el Metropolitan de Nueva York o la Royal Opera del Covent Garden de Londres, hasta llegar al momento presente, en la que son varias las compañías de ópera y las distribuidoras y exhibidoras cinematográficas de todo el mundo –a las que se suman empresas intermediarias– que se dedican a llevar a la pantalla grande las mejores producciones líricas de la actualidad.   
 
 
La apuesta de Cinesa
Cinesa no dudó en apuntarse a esta modalidad, un gigante que en España posee salas de proyección a lo largo y ancho de todo el país. “La primera ópera que pudo verse en nuestras salas llegó en el año 2001 con la retransmisión de La Traviata desde el Liceu de Barcelona, lo que convierte a Cinesa en precursora”, afirmó a ÓPERA ACTUAL Anna Lorente, responsable de contenido alternativo de Cinesa España, quien subraya que su empresa “apostó por este contenido programando una primera temporada clásica que se ha ido consolidando desde 2008”.
 
La ópera Parsifal, de Richard Wagner, llegará a las pantallas de Cinesa desde el Teatro Real de Madrid.
 
 
ÓPERA ACTUAL: ¿Cómo se realiza la selección de las óperas que proyecta Cinesa?
ANNA LORENTE: La idea es seleccionar las mejores producciones de los principales teatros de ópera de todo el mundo para que el espectador las viva con la mejor calidad y sonido. Contamos con el inestimable apoyo de profesionales del sector, como la revista ÓPERA ACTUAL, que nos asesora, y con distribuidores especializados que nos acompañan en el proceso.
 
Ó. A.: ¿Cuántas salas de Cinesa retransmiten ópera en España? ¿Qué ciudades funcionan mejor?
A. L.: Cinesa cuenta con una red de 45 cines repartidos por todo el territorio, y actualmente la temporada clásica está presente en 22 de nuestras salas. Las que más funcionan se encuentran en Barcelona y Madrid, ciudades que, como ya sabemos, poseen teatros de ópera. Desde Cinesa creemos que nuestros cines son un espacio único para vivir esta experiencia musical y visual, por lo que queremos seguir ampliando el programa en número de salas para llegar a una audiencia más amplia.
 
Ó. A.: ¿Cuántos espectadores tuvieron las óperas de Cinesa la temporada pasada?
A. L.: La temporada 2015/2016 contó con unos 30.000 espectadores, una cifra que estamos seguros que puede crecer. Y en ello estamos.
 
Ó. A.: ¿Cómo ha sido la evolución del público desde que Cinesa comenzó a proyectar ópera hasta ahora?
A. L.: La evolución ha sido siempre al alza, siguiendo la tendencia europea. Estamos convencidos de que este es un contenido atractivo, potente y necesario. Lo hemos creído desde el principio, y yo diría que ya forma parte de nuestro ADN. 
Cinesa ofrecerá en el transcurso de esa temporada 26 títulos operísticos –y también una amplia oferta de ballet hasta llegar a los 32 espectáculos–, siempre intentando contar con las mejores voces del momento y desde los teatros más importantes del mundo. La compañía española ofrece estos contenidos tanto en directo como en diferido, siempre dependiendo de la disponibilidad de los títulos, del atractivo de sus intérpretes y de sus ganchos de cara al espectador. 
 
Samson et Dalila en la Opéra National de Paris, con Anita Rachvelishvili. La mezzo georgiana debutará  Azucena de Il Trovatore en la Royal Opera de Londres en una producción que llegará a las pantallas de Cinesa el 31 de enero.
 
 
La oferta lírica
La relación de Cinesa con el Liceu barcelonés continúa viento en popa este curso, ya que en su programación se incluyen los títulos liceístas Macbeth (ofrecido el pasado 20 de octubre) y Rigoletto (el 6 de junio), coliseo al que se unen el Teatro Real (Parsifal, en marzo, e I Puritani, en mayo), así como producciones de la Opéra National de Paris (Samson et Dalila, proyectado el 13 de octubre, Les contes d’Hoffmann –en noviembre–, SnegurochkaLa doncella de nieve, en abril– y La Cenerentola, en junio), La Scala de Milán (I due Foscari, con Plácido Domingo y Anna Pirozzi, el 5 de mayo) o el Festival de Salzburgo (Il Trovatore, el 6 de julio, con Anna Netrebko y Domingo, y Cavalleria rusticana / Pagliacci, el 13 de julio, con Jonas Kaufmann y Liudmyla Monastyrska), despidiendo la temporada.
 
Entre las alternativas de óperas en directo destacan seis títulos retransmitidos desde la Royal Opera House del Covent Garden de Londres, uno de los coliseos más presentes en el programa lírico de Cinesa. La propuesta londinense comenzó con la velada inaugural de la temporada de ese coliseo, con Norma de Bellini, en una nueva producción de Àlex Ollé (La Fura dels Baus) a finales de septiembre, y que siguió, el 17 de octubre, con el nuevo montaje de Così fan tutte que marca el debut en ese teatro del director de escena Jan Philipp Gloger, con Semyon Bychkov a la batuta y un reparto en el  que destacó la soprano española- Sabina Puértolas como Despina (ver crítica en página XX). 
Este mismo mes (día 15) se retransmitirá desde París Les contes d’Hoffmann en la propuesta escénica de Robert Carsen y con el tenor mexicano Ramón Vargas como protagonista en reemplazo del previamente anunciado Jonas Kaufmann. 
El 28 de junio Cinesa espera alcanzar uno de los hitos de la temporada londinense y mundial: el debut de Jonas Kaufmann como Otello de Verdi, flanqueado por las voces de Maria Agresta como Desdemona y Ludovic Tézier como Yago. Keith Warner firmará la producción y en el podio estará el director musical de la casa, Antonio Pappano.
 
Rising Alternative es una de las empresas que nutre de contenidos a la temporada clásica de Cinesa con óperas y ballets producidos en escenarios como los de París o el Festival de Salzburgo 

Otello Kaufmann 
 
El gran tenor alemán comentaba con nuestro corresponsal Juan Antonio Muñoz en ÓPERA ACTUAL 193 la ilusión que le hace debutar el emblemático Moro de Venecia. Aunque una afección le obligó en octubre a abandonar su debut como Hoffmann en la Opéra de París, Otello sigue en su agenda para regocijo de sus incondicionales. “Por ahora pienso en Hoffmann y Otello”, explicaba el cantante. “Mi voz ha ido madurando poco a poco; trato de no forzarla ni manipularla. He seguido a mi voz; ella me ha ido marcando el camino”.
 
ÓPERA ACTUAL: ¿Qué faceta de Otello le gustaría explorar?
JONAS KAUFMANN: Yo no me concentraría solo en una faceta, sino que intentaría mostrar toda la complejidad de este personaje: su amor, como también sus celos; su dignidad, como también su inestabilidad e inseguridad. Hay algunos grandes intérpretes de Otello, entre ellos Ramón Vinay, Jon Vickers y Plácido Domingo, que me impresionaron profundamente. Pero a pesar de toda la admiración que siento por ellos –y por otros–, yo diría que un cantante no debería tener ningún modelo a seguir. En lugar de ir tras las huellas de sus predecesores, uno debe dejar sus propias marcas y siempre ser sincero con uno mismo.
 
Ó. A.: Su voz –con un centro fuerte y el color baritonal– parece ser ideal para Otello y tiene similitudes con la de Vinay y Vickers. ¿Le sirvió escuchar sus versiones de Otello?
J. K.: Tan pronto como me di cuenta de lo que había estado haciendo antes de conocer a Michael Rhodes –el maestro que le mostró cuál era el verdadero camino de su voz–, intentando imitar y manipular, traté de evitar sonar como otro. Incluso ensayaba con mis manos sobre mis oídos para que verdaderamente la voz fuera por donde ella quería. Es cierto que hay paralelos con Vinay, y también con Domingo. Vinay empezó como barítono y luego volvió allí, y Plácido hoy canta como barítono. Para mí ha sido vital tener un centro. De hecho, trabajar desde el centro sin adelgazarlo y sin estirar hacia el agudo también me sirvió mucho para cantar Siegmund (Die Walküre), cuya tesitura se encuentra preferentemente en el rango del barítono. Es notable lo que hizo Ramón Vinay con ese papel; sus recursos vocales se extendían desde el bajo-barítono al Heldentenor, y él supo aprovecharlo.
 

 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00