MI VERSIÓN FAVORITA

 
La obra de Barbieri vuelve a la vida este mes en una nueva producción del Teatro de La Zarzuela de Madrid, y aquí la unánime recomendación de nuestros expertos.
 
 
M. Bayo, M. Lanza, L. Casariego, J. A. Sempere, J. Pons, S. Palatchi. Dirección: V. P. Pérez. Auvidis Valois V 61731. 1 CD. 1995. 
 
En el contexto de la etapa, desgraciadamente truncada, que Auvidis Valois dedicó a enriquecer la discografía del género, la zarzuela de Francisco Asenjo Barbieri fue uno de sus florones más relevantes. Recuperados los cortes de la versión de Ataúlfo Argenta –primera parte de la narración de Lamparilla, estrofas de los coros de estudiantes y parroquianos, final del segundo acto– y aun sin beneficiarse del garbo inigualable de Teresa Berganza en dicha versión o del brío genial de Igor Markevitch en la tirana o en las seguidillas manchegas de la selección de RTVE, Víctor Pablo Pérez consigue en cambio vivificar esta música estupenda con una dirección precisa e inspirada que contagia a todos sus intérpretes, desde los conjuntos canarios de coros y orquesta, excelentes, hasta los solistas, con un Manuel Lanza que, a falta del gracejo de voces más ligeras como las de Monreal en el disco o Jesús Castejón en la escena, consigue imponer un canto ágil y bien acentuado. María Bayo aporta la punta de melindre que conviene al personaje de la Marquesita y una Lola Casariego en sus buenos tiempos de mezzosoprano se luce en una bien definida Paloma. José Sempere (Don Luis) se muestra tenor de raza y los lujos de la edición se llaman Juan Pons (Don Juan de Peralta) y Stefano Palatchi (Don Pedro). El sonido es de una gran presencia y el libreto reproduce el texto de las partes cantadas. Ejemplo a imitar. * Marcelo CERVELLÓ
 
 
M. Bayo, M. Lanza, L. Casariego, J. A. Sempere, J. Pons, S. Palatchi. Dirección: V. P. Pérez. Auvidis Valois V 61731. 1 CD. 1995.
 
El histórico y referencial ciclo de grabaciones de zarzuela coproducido en la década de 1990 por el hoy desaparecido sello Auvidis y La Fundación Caja de Madrid –hoy Bankia–, cuenta con logros tan memorables como esta referencial versión íntegra, sin diálogos, de El barberillo de Lavapiés, cumbre del estilo elegante, el vuelo lírico y el sobrio casticismo de Francisco Asenjo Barbieri. La edición crítica del Instituto Complutense de Ciencias Musicales realizada por María Encina Cortizo y Ramón Sobrino mantiene sin distorsiones ni errores la frescura de una partitura tan inspirada en lo vocal como hábil en la orquestación. Víctor Pablo Pérez se muestra como un seguro y entusiasta concertador que mima las voces con un acompañamiento siempre ajustado al carácter y gracia de los personajes expresados con genio por Barbieri en una galería de romanzas, dúos, tríos y escenas corales que figuran entre las grandes joyas del género lírico español. El encanto y la sobriedad de Lola Casariego (Paloma), la gracia y el brillo vocal de Manuel Lanza (Lamparilla) y el exquisito fraseo de María Bayo (Marquesita) despuntan en un magnífico elenco con brillantísimas intervenciones de Joan Pons, José Sempere y Stefano Palatchi. La cuidada producción de Antoni Parera Fons y la calidad de la Sinfónica de Tenerefie y el Coro Universitario de La Laguna brillan en una modélica grabación. * Javier PÉREZ SENZ
 
 
M. Bayo, M. Lanza, L. Casariego, J. A. Sempere, J. Pons, S. Palatchi. Dirección: V. P. Pérez. Auvidis Valois V 61731. 1 CD. 1995.
 
Hubo un tiempo en el que bancos y cajas se fijaban mucho más en la cultura y menos en el lucro como inversión de sus millonarios beneficios apoyando un proyecto tan loable como el de financiar grabaciones zarzuelísticas. La Fundación Caja de Madrid se asomó al patrimonio cultural español para sacarle brillo, confiando en algunos de sus mejores embajadores. Y le llegó el turno a la zarzuela, dignificada en esta colección gracias a algunas de las mejores batutas y voces españolas. Y a una pequeña gran joya como El barberillo de Lavapiés le tocó el privilegio de estar en manos de Víctor Pablo Pérez, a la sazón director titular de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, y de María Bayo, por aquel entonces en un estado encomiable y, aquí, ante un repertorio muy adecuado a sus características vocales. Se produjo, pues, el milagro, y el resultado aún hoy emociona. La singular zarzuela goyesca de Barbieri cobró nueva vida en esta grabación de la década de 1990 gracias a los nombres citados y a la orquesta canaria, pero también al resto de solistas, entre los que destacan el noble Lamparilla de Manuel Lanza y el siempre soberbio Juan Pons en la piel de Don Juan. A todo ello se suma la edición crítica de Ramón Sobrino y Encina Cortizo, garantes de la responsabilidad de dar a este Barberillo la entidad que se corresponde con una pieza enmarcada en el terreno de la zarzuela grande. * Jaume RADIGALES
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00