Festival de Bregenz
Rossini MOSÈ IN EGITTO
Andrew Foster-Williams, Mandy Fredrich, Sunnyboy Dladla, Clarissa Costanzo, Taylan Reinhard, Goran Juric, Mattero Macchioni, Dara Savinova. Dirección: Enrique Mazzola. Dirección de escena: Lotte de Beer y colectivo Hotel Modern. 23 de julio de 2017.
 
Dos detalles de la producción de Mosè in Egitto en Bregenz @ Festival de Bregenz / Karl Forster 
 
De gran acierto puede calificarse la decisión de Elisabeth Sobotka, directora artística del Festival de Bregenz, de programar esta rareza rossiniana y con el equipo artístico que la llevó a cabo, encabezado por el barcelonés de origen italiano Enrique Mazzola como director musical. Mosè in Egitto, basada en el pasaje bíblico de las siete plagas y la huida de los israelitas a través del Mar Rojo liderados por Moisés, es una ópera muy coral y con un tratamiento sinfónico importante, cercano al oratorio. Mazzola dirigió a la Sinfónica de Viena de manera muy cuidada y con atención a los detalles. Resultó una delicia e hizo gala de su sapiencia en el repertorio.
 
Mosè es una ópera que escénicamente presenta varios retos para poder mostrar las conocidas escenas bíblicas de manera efectiva y no caer en minimalismos conceptuales o recargadas escenas kitsch. Lotte de Beer concibió un escenario presidido por una gran esfera en la que se proyectaban escenas con maravillosas marionetas concebidas por el colectivo Hotel Modern. La combinación y el equilibrio entre escena real y estas proyecciones resultaron de gran efectividad y espectacularidad, y culminó con la escena del Mar Rojo con gran impacto.
 
Vocalmente, se contó con un reparto muy sólido y competente, encabezado por la soprano italiana Clarissa Costanzo (Elcia), quien estuvo especialmente brillante en el rondó “Tormenti, affanni, e smanie” e hizo gala de un elegante fraseo y de una voz con cuerpo y dotada de las agilidades suficientes. A su lado, el tenor sudafricano Sunnyboy Dladla (Osiride) fue un competente amante e hijo del faraón, con un color especialmente agraciado, a pesar de alguna tirantez en el registro agudo. Mosè fue el bajo croata Goran Juric, quien demostró elegancia a la vez que contundencia vocal; estuvo especialmente inspirado en la preghiera “Dal tuo stellato soglio” junto a sus compañeros de reparto, el fantástico Aronne del tenor Matteo Machioni, y la competente mezzo Dara Savinova (Amenofi), entre otros. Aunque, quizás lo mejor de la velada sería el bellísimo cuarteto “Mi manca la voce”, en el que solistas y orquesta interpretaron esta página de manera soberbia.  * Albert GARRIGA