Concurso Hans Gabor Belvedere
Prueba Final
Orquesta y Coro del Teatro Helikon. Dirección: Eugene Brazhnik. Teatro Helikon, 6 de julio de 2017.
 
Los tres ganadores de la 36ª edición del Concurso Hans Gabor Belvedere; Kang Wang, ganador del segundo premio; Aigul Akhmetshina, la joven soprano ganadora; y Mandla Mndebele, tercer lugar. El barítono catalán Carles Pachón y la soprano madrileña Rocío Pérez © Helikon Opera Moscow / Anna Molyanova 
 
El Teatro Helikon de Moscú fue un espacio ideal para la celebración de esta 36ª edición del Concurso Internacional de Canto Hans Gabor Belvedere, cuya prueba final se convirtió en dos emocionantes horas en las que cantaron los quince finalistas, todos de gran talento y que fueron seleccionados de entre los más de 1.125 aspirantes inscritos de todo el mundo. La velada contó además con breves discursos del director del Teatro anfitrión, Dmitry Bertman, el ministro de Cultura Ruso y su homólogo de la capital rusa, además de la responsable del Concurso, Isabella Gabor, sirvieron para dar relevancia a esta gran final.
El primer cantante en salir al escenario, tras una interesante ejecución de la obertura de la ópera Ruslan y Lyudmila de Glinka bien dirigida por Eugene Brahnik, fue el barítono ruso Pavel Chervinskiy, de voz grave y redonda, que cantó con desenvoltura el aria del Catálogo de Don Giovanni. Le siguió el impresionante bajo bielorruso Alexander Roslavets, que interpretó el aria “Come dal ciel precipita” de Macbeth con gran autoridad y un elegante fraseo que quizás hubiese merecido algún premio oficial, pero el nivel del certamen fue tan alto que solo los más sobresalientes obtuvieron los codiciados galardones. Uno de ellos fue el tenor australiano de origen chino Kang Wang, muy apreciado por su cuidado fraseo y luminosos agudos, que ofreció una muy destacada interpretación de “Che gelida manina” de La Bohème, consiguiendo el segundo premio del Concurso.
Algo estridente la voz de la soprano rusa Oksana Sekerina en una intensa pero poco expresiva aria de Iolanta de Chaikovsky. La soprano madrileña Rocío Pérez fue una de las intérpretes más aplaudidas de la velada por su excelente y divertida interpretación del aria de Olympia de Les contes d’Hoffmann con unos admirables sobreagudos, recogiendo los premios del jurado especiales del Teatro Real y de la Semperoper de Dresde. Sorprendió muy gratamente el barítono estadounidense John Brancy con “La vas liubliu” de La dama de picas, en una emocionante interpretación que obtuvo el premio especial de los Medios de Comunicación, en cuyo jurado estaba el director de ÓPERA ACTUAL, Fernando Sans Rivière.
El barítono sudafricano Mandla Mndebele presentó una voz imponente y muy bien proyectada, ofreciendo una algo estridente aria de Falstaff “È sogno o realtà?”, una interpretación que le valió el tercer premio oficial y la distinción del público. Tras él, el jovencísimo barítono catalán Carles Pachón sacó todo el jugo posible con su elegante fraseo y aterciopelada voz al aria “Bella siccome un angelo” de Don Pasquale. La mezzosoprano brasileña Josevane de Jesus Santos fue otra de las intérpretes que causaron gran impresión por su destacado timbre y calidad en la presentación de la difícil aria de La Clemenza di Tito “Parto, parto”.
Una de las más emocionantes interpretaciones fue la del homogéneo y profundo barítono checo Boris Prýgl, que cantó la célebre cavatina de la ópera Aleko de Rajmaninov. La jovencísima soprano rusa Aigul Akhmetshina deslumbró al público y al jurado con una gran facilidad para la coloratura en una espectacular y madura interpretación de “Nacquì all’affanno” de La Cenerentola, llevándose el codiciado primer premio de este prestigioso Concurso Internacional. La croata Nela Saric cantó correctamente “È strano” de La Traviata, mientras que el bajo serbio Sava Vemic hizo una buena interpretación del aria del último acto de Evgeni Onegin.
Finalmente, cabe destacar a las dos últimas participantes, la algo dura y estridente soprano coreana Cecilia Lee, que ofreció “C’est des contrebandiers” de Carmen y la expresiva mezzo rusa de amplios graves Vasilisa Berzhanskaya con “Una voce poco fà” de El barbero de Sevilla, que cerró la nómina de cantantes. Las espectaculares danzas Polovtsianas de Borodin sirvieron como preludio a una rápida ceremonia de entrega de los premios oficiales, debido a que el evento estaba siendo grabado por la TV rusa, cerrando así brillantemente esta última edición del prestigioso Concurso internacional.  * Fernando Sans Rivière