Festival de Teatro Lírico Español
Recital JOSÉ BROS - ELISABET PONS
Obras de Tosti, De Curtis, Leoncavallo, Gastaldon, Cilea, Mascagni, Moreno Torroba, Soutullo y Vert, Martínez Valls, Sorozábal y Fernández Caballero. Marco Evangelisti, piano. Teatro Campoamor, 26 de marzo de 2017.
 
El Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo incluyó en su XXIV edición un recital muy especial que hizo coincidir el 125º aniversario del Teatro Campoamor con los 25 años de José Bros, uno de sus protagonistas, en los escenarios. Así revivió experiencias el tenor más querido de la afición asturiana, con el recuerdo de la primera vez que subió al coliseo de la ciudad, en el mismo formato de recital, dos décadas atrás. Para esta fecha el intérprete barcelonés dedicó al público ovetense un programa de arias de ópera, canción italiana y dúos y romanzas de zarzuela que compartió con la soprano Elisabet Pons. Es el programa que, bajo el título de la canción de Ernesto de Curtis “Non ti scordar di me”, el dúo está llevando a diferentes salas españolas. El recital repitió éxito en Oviedo, tras presentarse en el Teatre-Auditori de Sant Cugat este mismo mes, si bien en la capital asturiana la selección de la segunda parte se revisó para el marco del Festival de Teatro Lírico.
Bros es un artista generoso que no olvida sus comienzos. El hecho de compartir escenario con jóvenes promesas como la soprano barcelonesa es muestra de ello. La oportunidad artística y formativa que supone para Pons esta gira de recitales, tras año y medio de preparación, es única, como así lo expresó la cantante. “Non ti scordar di me”, la canción con la que arrancó el recital –con Marco Evangelisti al piano– es toda una declaración de intenciones. De su texto se desprende un sentir de gratitud de una vida ligada al canto, con sus nichos de nostalgia asociados a momentos de conexión artística, como aquella gala lírica en la que meses atrás Bros ponía en pie al Campoamor con Oviedo Filarmonía. Aún perduraba ese momento en los corazones del público. Y este recital renovó pasiones.
Vorrei moriré” fue la parada perfecta para ello, con el Tosti de perfiles amplios y oscura expresividad en la voz de Bros, que se volvió inmensa en “È la solita storia del pastore” de L’Arlesiana, de efecto envolvente y con toda su intensidad dramática, para desembocar en “Come s’è fatta pallida” de L’amico Fritz de Mascagni: un dúo que fue puro delirio y derroche de medios vocales. La actuación de Elisabet Pons fue in crescendo una vez pareció asentada en una plaza que, como confesaba antes del concierto, le imponía por su historia lírica. Así, sentó presencia en “Ecco: respiro appena…”, aria de recursos condensados de Adriana Lecouvreur, en la que la cantante demostró su control vocal, en una línea elegante y delicada, con cuidado de registros y de dinámicas.
La segunda parte fue de particular brillantez, con momentos para el recuerdo, como la emocionante romanza “Bella enamorada” de El último romántico, que Bros sostuvo con solidez, así como “De este apacible rincón de Madrid” y la conocida página de La tabernera del puerto “No puede ser”, con sus contrastes expresivos, y que, con Bros al frente, fueron las páginas más aplaudidas. También destacó Pons con medios versátiles, como se vio en “No corté más que una rosa” de La del manojo de rosas, con dominio de fraseo hacia el agudo, y “Yo quiero a un hombre” de El cabo primero de Fernández Caballero, para mostrar su flexibilidad vocal, en una página más adecuada, frente al dúo “Caballero del alto plumero”.
 
Las propinas contuvieron otros momentos inolvidables, con “O mio babbino caro” en la cálida voz de Pons, para apreciar los medios de un instrumento con posibilidades a explorar, liberada del control técnico. Y, sobre todo, Granada, la primera pieza que Bros cantó con su padre, para cerrar con la jota de El dúo de la Africana. * Diana DÍAZ
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00