Theater an der Wien
Rossini ELISABETTA, REGINA D’INGHILTERRA
Alexandra Deshorties, Ilse Eerens, Norman Reinhardt, Barry Banks, Erik Harman, Natalia Kawalek. Dirección: Jean-Christoph Spinosi. Dirección de escena: Amélie Niermeyer. 21 de marzo de 2017.
 
Alexandra Deshorties e Ilse Eerens, en Viena © Theater an der Wien / Herwig Prammer
 
Esta historia de amor y de intrigas en la corte de la reina Isabel I de Inglaterra fue la primera obra de Rossini compuesta para el Teatro San Carlo de Nápoles. Solo tres años después del estreno ya llegaba al Theater an der Wien, al que ahora ha vuelto después de 200 años.
Rossini escribió este dramma per música en muy poco tiempo, utilizando material de composiciones anteriores y no solo la obertura, que lo sería también del Barbero. El único número compuesto en su integridad para la Elisabetta es el gran dúo del segundo acto entre los dos tenores rivales, Norfolk y Leicester.
La música de la ópera podrá no ser del mejor Rossini, pero una buena puesta en escena, con un buen director y un reparto brillante puede hacer su efecto. En Viena no se tuvo nada de esto. Amélie Niermeyer, debutante en el Theater an der Wien y procede del mundo teatral alemán, concibió una puesta en escena reducida casi al primer término, siendo su única idea original el hacer que los personajes vistieran ropas actuales. Solo Elisabetta lucía de vez en cuando modelos históricos en el diseño de vestuario de Kirsten Dephoff. No parecía mal, en cambio, la escenografía de Alexander Müller-Elmau.
Muy deficiente resultó la dirección de Jean-Chtistophe Spinosi, excesiva en las pausas y aburrida, no solo en la obertura. Su Ensemble Matheus no parecía lo más adecuado para esta música y sonó excesivamente grueso. El coro titular de la casa (Arnold Schoenberg Chor) hizo algunas cosas extrañas pero cantó bien.
La soprano norteamericana Alexandra Deshorties fue una Elisabetta dramática pero con alguna que otra estridencia totalmente ajena al bel canto. La belga Ilse Eerens, la segunda soprano en el papel de Matilde, esposa secreta de Leicester, mostró una hermosa voz lírica y fue la mejor del reparto. Lord Leicester era el tenor americano Norman Reinhardt, de un atractivo sonido metálico pero sin auténtica magia tenoril. El tenor británico Barry Banks sí tiene reputación de tenor belcantista y en su debut en este teatro como Duque de Norfolk mostró una voz de gran suavidad y, aunque no mostró demasiada personalidad, ejecutó de forma espléndida su gran escena –recitativo, aria y cabaletta– del segundo acto. El tenor sueco Erik Arman (Guglielo, capitán de la guardia) y la mezzosoprano polaca Natalia Kawalek (Enrico, hermano de Matilde) completaron adecuadamente la compañía de canto. * Gerhard OTTINGER

 

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00