Oviedo
Auditorio Príncipe Felipe
Concierto NÚRIA RIAL
Obras de Durón, Torres, Murcia, Alqhai y Bononcini. Accademia del Piacere. Dirección: Fahmi Alqhai. 20 de marzo de 2017.
 
La Primavera Barroca ya florece en Asturias por cuarto año consecutivo gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Oviedo y el Centro Nacional de Difusión Nacional (CNDM). La nueva edición de este circuito se abrió con la presentación de la Accademia del Piacere, el conjunto que lidera el violagambista Fahmi Alqhai, en el Auditorio ovetense. La música barroca forma parte ya del gusto de la afición local, como demostró la acogida de este inicio de ciclo. Así, con el prestigioso conjunto sevillano, el público degustó la evolución de la música para teatro de Sebastián Durón en una velada exquisita, con música de los siglos XVII y XVIII, en la voz de Núria Rial. De la mano de la intérprete catalana se pudo redescubrir una selección de arias y tonos de zarzuelas y óperas de Durón, siguiendo los trabajos de recuperación de repertorio histórico, que siempre hay que valorar en la actividad del CNDM.
Rial es una de las voces que ha conquistado el terreno de la música antigua y en Oviedo hizo gala de la expresividad de un instrumento que domina con suma elegancia, para ofrecer interpretaciones deliciosas, junto al conjunto de viola da gamba, quinton, guitarra y clave, de rica inventiva. La soprano tarraconense brilló con luz especial en el solo humano “Sosieguen descansen” de Salir el amor del mundo, pieza delicadísima de líneas redondeadas, en la que la voz se fundió con el resto de instrumentos, para ofrecer también unos recitados de eficaz expresión. Con la “Pastorella che tra le selve” que siguió, Rial mostró otra flexibilidad de registros, en una página de carácter volátil, casi en un ensueño, de otra ligereza expresiva. En este sentido, la velada fue de menos a más, por el propio contenido musical del programa, hasta “Muera Cupido”, aria de Salir del amor del mundo que dio título al concierto. En este punto la cantante lució su agilidad vocal en líneas que tendieron hacia el agudo, con una sonoridad que inundó la sala de cámara del Auditorio. Senda perfecta para cerrar con la cantada “Ay, que me abraso de amor en la llama”, que fue puro fuego de gran efecto dramático, con variedad de recursos en la parte central, para mostrar de manera amplia toda la potencia de conjunto. * Diana DÍAZ
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00