Las Palmas
Amigos Canarios de la Ópera
Donizetti LA FAVORITE
Nancy Fabiola Herrera, Darío Schmunck, Manuel Lanza, Rubén Amoretti, Berenice Musa,
Ricardo Bernal, Daniel Molina. Dirección: Karel Mark Chichon. Dirección de escena: Jaime Martorell. 21 de marzo de 2017.
 
Nancy Fabiola Herrera protagonizó La Favorite en Las Palmas © Amigos Canarios de la Ópera / Nacho González
 
La Favorite fue el título elegido para la segunda propuesta de la 50ª. edición de la temporada lírica de Amigos Canarios de la Ópera. Se trata de otro de los grandes títulos del repertorio de Alfredo Kraus, dándose además la circunstancia de que fue la primera ópera que se representó en el festival grancanario en 1967, con la carga simbólica y emocional que eso supone. En esta ocasión se optó por la ortodoxia de la versión original francesa revisada, en cuatro actos. El hermetismo opresivo y agobiante que propone el triángulo amoroso protagonista es el principal valor dramático que contiene esta obra belcantista, a la que el músico de Bérgamo le dio formas de grand opéra francesa para su estreno en la Ópera de París en 1840. En ese sentido la coproducción de ACO con el Instituto Valenciano de Cultura se acerca a esa percepción inescrutable y estanca de los montajes que tradicionalmente se realizan en temáticas medievales, aunque con pocas soluciones estéticas más allá de la constante oscuridad que rompe la presencia de estandartes y banderas que saturaron todos los cuadros. Igualmente el movimiento escénico que propuso Jaime Martorell –debutante en la temporada– no ayudó a la dinámica de gravedad que el argumento adquiere por momentos, ya que las transiciones entre números vocales se tornaron inocuas y en ocasiones demasiado estáticas.
Sin duda las voces en su conjunto –primerizos todos en sus respectivos roles a excepción de Manuel Lanza– fueron garantes de la representación. Nancy Fabiola Herrera aportó todos los extraordinarios matices de su extensión vocal a un papel de gran dificultad por sus importantes variaciones a lo largo de la obra. Además su intensidad interpretativa le dio una profundidad inusual a la típica heroína belcantista; su tercer y cuarto actos fueron excepcionales. Darío Schmunck –que participaba por primera vez en la temporada grancanaria– se mostró dubitativo desde el principio en el personaje de Fernando; su registro medio de tenor lírico tuvo pasajes de gran belleza, pero no consiguió sostener con solidez el resto de los registros. Manuel Lanza estuvo inmenso como Rey Alfonso, aportando la afectación y soberbia que se le exigía; sumó además a ello su calidad tímbrica y un fraseo envidiable. En la misma línea se mostró Rubén Amoretti, que hizo de Baltasar un valor seguro; su presencia escénica y el despliegue de sus amplios recursos canoros como bajo fueron notables. Berenice Musa –también nueva en la plaza– zanjó con firmeza las agilidades y dificultades del papel de Inés.
Al buen hacer del resto de comprimarios se sumó un Coro de ACO que, omnipresente en escena, sonó compacto en todas las variantes que exige la obra. Fue la dirección musical de Karel Mark Chichon al frente de la Filarmónica de Gran Canaria intensa y jovial, lo que ayudó a no caer en excesos arquetípicos del belcantismo, en una velada acogida con interés por el público. * Agustín AROCHA

 
Share this:
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00