Puccini  Turandot
6 de agosto de 2016
I. Théorin, J. Fadó, R. Aronica, M. Katzarava, A. Mastroni, M. Esteve, F. Vas, V. Esteve Madrid.
Dir.: G. Bisanti. Dir. esc.: M. Gas.  
 
Diversos momentos de la nueva producción de Turandot firmada por Mario Gas, con escenografía de Paco Azorín, en el Festival Castell de Peralada 
 
La gran apuesta lírica del 30º aniversario del Festival Castell de Peralada fue esta nueva producción de la ópera póstuma de Puccini con dirección de escena de Mario Gas y escenografía de Paco Azorín. Recrear la milenaria corte del emperador Altoum y la princesa Turandot, con lo que supone en número de personajes y coros en escena en un escenario tan grande, además de la complejidad añadida del vestuario y maquillaje orientales, siempre es un verdadero reto que en esta ocasión tuvo un resultado satisfactorio. Mario Gas se centró en una visión de la obra de Puccini muy intimista y cercana, con gran protagonismo de la princesa de hielo y del emperador, así como de sus tres ministros y el entorno del príncipe Calaf. Se ayudó de una escenografía de Paco Azorín basada en una gran estructura de madera tipo pagoda que iba girando a conveniencia y suplió los conjuntos de masas –el pueblo chino y los numerosos funcionarios del imperio– con la calidad canora del Coro Intermezzo, siempre situado en gran cercanía a la boca del escenario. Vestuario de época milenaria para todos excepto para los tres ministros, Ping, Pang y Pong, quienes lucían esmoquin bajo las túnicas orientales en clara referencia al final de la ópera compuesta por Franco Alfano: este desenlace se ofreció con todos los personajes y coros vestidos de esmoquin como si de una versión de concierto se tratase. El montaje, por cierto, enfatiza la desesperación de los ministros, que se drogan en escena mientras se lamentan por el periodo incierto de la China que les ha tocado vivir bajo el despotismo de Turandot.
 
Giampaolo Bisanti dirigió con autoridad y precisión en una lectura bastante vistosa de la obra pucciniana. La Turandot de Irene Théorin destacó por la suficiencia de su proyección canora y la gran presencia escénica del personaje, mientras que el tenor Roberto Aronica fue un Calaf de buenos medios vocales y penetrantes agudos, aunque frío y algo distante en su interpretación. Muy destacada la cálida y musical Liù de Maria Katzarava y muy cuidado el resto del reparto, desde el interesante y bello timbre grave del Timur del joven Andrea Mastroni al destacado Altoum de Josep Fadó y los tres divertidos y eficientes ministros imperiales, Manel Esteve, b y Vicenç Esteve Madrid, muy curtidos en las temporadas del Liceo de Barcelona. Excelente el Coro Intermezzo, formado por un plantel de jóvenes muy bien coordinados por su ocasional director, Enrique Rueda, así como el afinado y musical coro infantil a cargo de Josep Vila.
Una escenografía eficaz y una dirección de escena un punto errática pero solvente hicieron las delicias en una gran velada lírica, apoyada por un correcto vestuario e iluminación que finalizó entre grandes aplausos a los principales intérpretes ya bien entrada la madrugada.  * Fernando SANS RIVIÈRE
 
 
 
Share this:
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00