CRÍTICAS

Barcelona
Palau de la Música Catalana
Recital JUAN DIEGO FLÓREZ
Obras de Rossini, Mozart, Leoncavallo, Puccini, Massenet y Verdi. Con Vincenzo Scalera, piano.
14 de febrero de 2017.
 
Juan Diego Flórez, durante su recital en Barcelona © Palau de la Música Catalana / Antoni Bofill
 
Al igual que había ocurrido en Valencia tres días antes, Juan Diego Flórez arrasó en el Palau de la Música Catalana de Barcelona entre apartes y chicoleos con el público, que se sometió gustoso al diálogo, con un programa serio y comprometido. En el grupo inicial de Rossini sustituyó sobre la marcha la prevista Orgia por una de las variantes más exigentes del ubicuo Mi lagnerò tacendo, pero aunque cubrió muy bien el expediente con sus mozarts –autor que parece apuntar en su futuro, como lo haría en su momento en el de sus colegas Cesare Valletti y Luis Alva–, fue en su impagable “Ah, dov’è il cimento” en la que dio lo mejor de sí mismo. En la segunda parte, tras ser aclamado al final de la Mattinata de Leoncavallo, demostró que no presenta problemas para él una “Gelida manina” que quizá precisaría de algo más de cuerpo y gustó en un aria de Lombardi –sin cabaletta– con algún apoyo excesivo fuera de contexto y unas versiones impolutas de “Pourquoi me réveiller” y del aria y cabaletta de La Traviata. En el capítulo de propinas se limitó a su ahora habitual número de tres canciones –muy agradables, por cierto– con la guitarra, condimentadas con toda una serie de comentarios más o menos jocosos, renunciando a la página donizettiana que sí ofreció en Valencia, sin duda atendiendo al hecho de que La fille du régiment ya la había ofrecido in toto en el Liceu, un teatro que al parecer no cuenta entre sus planes para un futuro próximo. Habrá que seguir viviendo de sus recitales, entre tanto. Y si viene acompañado, como en esta ocasión, de un impecable Vincenzo Scalera, tanto mejor. * Marcelo CERVELLÓ
Share this:
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00