Palau de la Música Catalana 
Montsalvatge. UNA VOCE IN OFF
Raquel Lojendio, Marc Sala, Carlos Pachón. Dirección: Miquel Ortega. V. de Concierto. 11 de diciembre de 2018.
 
Los intérpretes de Una voce in off, en el Petit Palau del Palau de la Música Catalana de Barcelona // BCN Clàssics/Jordi MADDALENO 
 
A primera vista no estaba muy claro que esta ópera de Montsalvatge pudiese funcionar en una versión de concierto, pero el resultado fue más que meritorio gracias una versión musical bien trabajada y un buen reparto. El Petit Palau cuenta con una excelente acústica y una capacidad ideal para un programa poco habitual como este. El Ensemble de la Orquesta de Cadaqués, formado por una docena de jóvenes músicos, presentó una lectura de la partitura dirigida por Miquel Ortega muy cuidada, con excelentes detalles en la percusión y el viento, y que estuvo muy conjuntada con los tres solistas vocales y el coro.
La soprano Raquel Lojendio resultó ser una Angela de buenos medios vocales y correcta dicción, y el barítono Carles Pachón presentó al amante con una muy cuidada interpretación a pesar de una partitura compleja en el registro agudo. A la misma dificultad se enfrentó el personaje grabado del marido fallecido, interpretado por el tenor Marc Sala, que en esta ocasión lo cantó en directo. Se trata de un rol que repite siempre las mismas frases con especial complejidad en el registro más alto. Tuvo una participación muy especial el Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana, con un papel bastante relevante en esta moderna partitura que jugó con una rica paleta orquestal a pesar de ofrecerse en una versión para orquesta de cámara y que presentó unos fragmentos vocales bastante melódicos y de gran interés musical.
La obra cuenta con un libreto del propio compositor en italiano, sobre un relato imaginario de Joan Puigdevall, que presenta este curioso triángulo amoroso que da juego a esta ópera en un acto y tres escenas de cerca de una hora de duración. La pieza estuvo muy bien presentada y merecería aparecer más a menudo por lo menos en el panorama lírico español. Es una lástima el esfuerzo realizado por músicos y artistas para una única función en versión de concierto; es de esperar que otros ciclos o festivales se animen a recuperarla en el futuro.  * Fernando SANS RIVIÈRE