Teatro Colón
Dvorák  RUSALKA
Ana María Martínez, Dimitri Golovnin, Ante Jerkunica, Elisabeth Canis, Marina Silva. Dirección: Julián Kuerti. Dirección de escena: Enrique Singer. 14 de noviembre de 2017.
 
Ana María Martínez protagonizó Rusalka en Buenos Aires © Teatro Colón / Máximo Parpagnoli 
 
La presencia de las míticas ondinas o ninfas del mar y su relación con los humanos ha tenido –y sigue teniendo– diversas manifestaciones en el quehacer artístico, y sin duda en esta versión musical encuentra una de las mejores expresiones. La adecuada escenografía de Jorge Battina y la creativa régie de Enrique Singer, que distingue el plano de las profundidades marítimas de la vida terrenal, permitieron comprender sin inconvenientes las gentiles vivencias, ansiedades y angustias de Rusalka en su deseado tránsito del mar a la tierra y en el implacable retorno, todo ello a través de la embelesadora música de Dvorák.
Julián Kuerti logró que la orquesta estable alcanzara un alto grado de eficacia, como asimismo los breves coros que surgen en algunos pasajes. La portorriqueña Ana María Martínez en el rol protagonista lució su maravillosa voz con impecables agudos y sensibles pianísimos; su actuación alcanzó el clímax con La canción de la luna, pieza emblemática de la obra, ya instalada en el repertorio de las grandes divas en recitales y conciertos. Además, su actuación escénica fue sobresaliente, teniendo en consideración que en parte de la obra debe permanecer muda.
Muy en su papel el ruso Dimitri Golovnin como el sorprendido príncipe que no logra comprender el silencio de su encantadora dama, a la que desesperadamente increpa en su magnífica “Sé que no eres más que un espejismo”, aria con la que culmina el bello cuadro final del primer acto. En igual plano de acierto se mostró Marina Silva como la princesa extranjera que desea al príncipe y ve a Rusalka como una rival incomprensible. Muy destacado Ante Jerkunica, guardián de las ondinas que advierte a la ansiosa ninfa de los riesgos que asumirá al tratar a los humanos, y perfecta Elisabeth Canis como Jezibaba, la bruja que quita y recobra el encanto de las ondinas.
Merecida catarata de aplausos y bravos del público asistente.  Como en otras producciones, la última función se transmitió en directo por los sistemas informáticos.  * Mario F. VIVINO.