Gran Teatre del Liceu
Recital JOSÉ BROS
Obras de Tosti, Donizetti, Verdi, Cilèa, Guerrero, Sorozábal, Massenet, Toldrà y otros. Marco Evangelisti, piano. 26 de noviembre de 2017.
 
José Bros celebró los 25 años de su debut en el Liceu © Gran Teatre del Liceu / Antoni Bofill
 
Hay ocasiones en que todo está dispuesto para que nada falle y sin embargo un elemento distorsionador acaba imponiendo sus condiciones. El Gran Teatre del Liceu se preparaba con verdadera ilusión para lo que debía ser una auténtica fiesta con el coliseo lleno y un recibimiento entusiasta del tenor protagonista, hasta que surgió lo imponderable. Ya desde sus primeras intervenciones en las canciones de Tosti, pese a que llamara favorablemente la atención el tratamiento intimista dado a las mismas, pudo advertirse que José Bros sufría los síntomas de una afección. En “Una furtiva lagrima” el efecto combinado de aquella y de la emoción propia del momento le obligó a una momentánea interrupción. En la segunda de las piezas de Denza la situación pareció empeorar y en el aria de Luisa Miller hubo rozamientos al afrontar el registro agudo. En la romanza de L’arlesiana, y aun con algún accomodamento, le salvó la belleza de la ejecución.
Hubo mejores resultados en la segunda parte, en la que Bros acertó al eliminar el aria de Werther, que sustituyó por un tercer Toldrà (Canticel) probablemente preparado para el capítulo de propinas. Las tres romanzas de zarzuela fueron ejecutadas con vigor y el rumbo del recital se enderezó, siempre con el apoyo de un público que supo estar a la altura de las circunstancias, para culminar con el regalo de un buen fraseado Non ti scordar di me de Ernesto De Curtis. Marco Evagelisti acompañó con primor y arropó al cantante en todo momento. La suerte no había acudido esta vez a la cita, pero todo acabó bien, con una audiencia entregada que prefirió recordar los méritos acumulados por el tenor en la casa que el resultado de un recital que, aunque conmemorativo, se había visto afectado por una indisposición del principal protagonista.  * Marcelo CERVELLÓ