Biennale Musica
Piazzolla MARÍA DE BUENOS AIRES
Victoire Bunel, Ruben Peloni, Daniel Bonilla-Torres. Dirección: Marcelo Nisiman. Teatro alle Tese, 2 de octubre de 2018.
 
Victoire Brunel protagonizó María de Buenos Aires en Venecia © La Biennale di Venezia / A. Avezzu 
 
El Festival Internacional de Música Contemporánea de Venecia llevaba como título este año Cruzando el Atlántico y, en consecuencia, prestaba una gran atención a la música procedente de América. Uno de los eventos que alcanzó un mayor éxito fue la representación de María de Buenos Aires, la ópera-tango de Astor Piazzolla que en realidad no podría catalogarse como contemporánea al haber sido ya representada muchas veces desde hace cincuenta años. Se trata de una ópera sui generis, ya que fue inicialmente pensada para una ejecución radiofónica y, por tanto, carece prácticamente de acción. En Venecia el espectáculo se desarrolló sobre una escena prácticamente vacía salvo por algunas sillas, una mesita y una botella de whisky, pero se logró alcanzar una gran tensión dramática a través del cuerpo y de las facciones de los tres protagonistas. Esta puesta en escena –o más bien mise en espace, como dirían los franceses– con su carácter sencillo y esencial no necesitó ni siquiera a un director de escena, ya que los intérpretes realizaron por sí mismos la regia con la compenetración con sus personajes.
El argumento se basa en una leyenda bonaerense sobre una joven, María, que vive en un entorno miserable y se gana la vida primero como obrera y posteriormente como cantante de tangos, para terminar como prostituta, muriendo joven aún para empezar a vagar en forma de espectro por las calles de la ciudad hasta que milagrosamente da a luz a una niña que podría ser ella misma renacida para una nueva vida.
Esta trama surrealista se desarrolla en dieciséis escenas, cada una de las cuales es una canción al estilo del nuevo tango creado por Piazzolla, con melodías de carácter popular pero noble al mismo tiempo, cuya intensidad y dramatismo profundizan en la interioridad de los personajes. Maria fue interpretada por la mezzosoprano Victoire Bunel, que nadie diría que fuese francesa ante la propiedad con la que penetró en el espíritu de una música tan esencialmente argentina o, por mejor decir, porteña. Normalmente ella interpreta un repertorio que va de Monteverdi a Debussy, pero en este caso cantó con voz natural, renunciando sin problemas al volumen de mayor cuerpo que la impostación operística hubiera dado a su emisión. También físicamente recordaba a una intérprete de tangos de cualquier local de los bajos fondos de Buenos Aires.
Sí era argentino y especialista en esta obra Rubén Peloni, que cantaba el papel del Payador, junto al dominicano Daniel Bonilla-Torres, ya todo un experto en el papel hablado del Duende. Ambos interpretaron sus respectivos personajes de modo totalmente convincente. El reducido grupo instrumental fue dirigido por Marcelo Nisiman, que se encargó también de tocar el bandoneón, el instrumento preferido de Piazzolla.  * Mauro MARIANI