Festival de Salzburgo
Henze THE BASSARIDS
Sean Panikkar, Russell Braun, Willard White, Nikolai Schukoff, Tanja Ariane Baumgartner, Vera-Lotte Böcker, Anna Maria Dur, Károly Szemerédy. Dirección: Kent Nagano. Dirección de escena: Krzysztof Warlikowski. Felsenreitschule, 26 de agosto de 2018.
 
The Bassarids volvió al cartel del Festival de Salzburgo 52 años después de su estreno © Festival de Salzburgo / Bernd Uhlig 
 
La ópera de Hans Werner Henze sobre la tragedia Las bacantes de Eurípides se estrenó en el Festival de Salzburgo de 1966 en alemán, con Loren Driscoll, Kostas Paskalis y Kerstin Meyer bajo la dirección de Christoph von Dohnányi. Este año la obra, originalmente sin intervalos, ha regresado después de 52 años como última producción escénica del verano, aunque no en el Grosses Festspielhaus, sino en el también amplio escenario de la Felsenreitschule, con una pausa después del intermezzo. Esta vez The Bassarids regresó cantada en el inglés original de W. H. Auden y Chester Kallman, autores de un farragoso libreto que se hace difícil de entender.
Krzysztof Warlikowski tiene muchas ideas que se reflejan en sus puestas en escena, pero como ocurre con frecuencia en ellas la producción no tienen nada que ver con la historia original. A la confusión reinante contribuyó el vestuario de Malgorzata Szczesniak. Que la representación hiciera un fuerte efecto fue mérito de la dirección musical de Kent Nagano, que estructuró y coordinó esta música impresionante intensa y brillantemente. La Filarmónica de Viena tuvo mucho trabajo en los últimos días del festival pero tocó de manera exquisita con toda la paleta de colores que posee la música de Henze. Huw Rhys James ofició como director del coro de la Staatsoper desde el lado izquierdo del escenario.
Sean Panikkar, tenor norteamericano con raíces en Sri Lanka, fue toda una revelación con su muy bien vocalizado Dionysus. Nikolai Schukoff, que había cantado dicho papel en representaciones anteriores en la versión alemana, fue Tiresias en esta ocasión y Calliope en el intermezzo. Willard White ­–un Cadmis de gran presencia escénica–, Tanja Ariane Baumgertner –Agave, madre de Pentheu, rey de Tebas y Venus en el intermezzo–, Vera-Lotte Böcker –Autonoe, la hermana de Agave y Proserpine en el intermezzo– y Anna Maria Dur –Beroe, aya de Pentheus– realizaron trabajos extraordinarios, al igual que el joven bajo-barítono húngaro Károly Szemerédy, que debutaba como Capitán y Adonis en el intermezzo. Pentheus, el segundo papel en importancia de todo el reparto, estuvo a cargo del magnífico barítono canadiense Russell Braun, que cantó con gran poderío expresivo. Las intervenciones de la bailarina suiza Rosalba Gurrero Torrest resultaron del todo innecesarias, pero hay que reconocer que estuvo muy bien interpretándolas.  * Gerhard OTTINGER