V Concurso Internacional de Canto Ópera de Tenerife
Concierto de galardonados
Larissa Alice Wissel, Alexandra Grigoras, Insik Choi, Laura del Río, Carmen Mateo, Elvira Padrino, Cecilia Rodríguez, Alejandro López, Olena Sloia, Marta Mari. Dario Tondelli, piano. Auditorio de Tenerife, 5 de julio de 2018.
 
Larissa Alice Wissel fue la ganadora del Concurso Internacional de Canto Ópera de Tenerife © Ópera de Tenerife
 
Después de cuatro ediciones de éxito y excelente repercusión para los cantantes, se ha alcanzado ya la quinta edición del Concurso Internacional de Canto Ópera de Tenerife, cuyo primer premio fue para la soprano Larissa Alice Wissel. La cantante suiza y el resto de artistas distinguidos protagonizaron el Concierto de Galardonados, que se inició con la soprano española Carmen Mateo, ya escuchada en el rol de Violetta de Traviata en uno de los dos repartos de la pasada temporada de Ópera de Tenerife. La soprano de nacionalidad rumana Alexandra Grigoras, segundo premio, mostró un instrumento más bien dramático, aunque en la zona alta cambia el timbre a lírico, como mostró en “Signore, ascolta” (Turandot) y “Depuis le jour” (Louise). Larisa Alice Wissel, con un casi perfecto dominio de su instrumento, además de un gran arco de tesitura, presencia escénica y expresividad, interpretó “Il était un roi de Thulé… Ah, je ris” (Faust) y “Mercè, dilette amiche” (I vespri siciliani). El tercer premio y el premio extraordinario del público fue para Insik Choi, barítono coreano de gruesa y potente voz con gran dramatismo, que cantó “E sogno...o realtà?” (Falstaff) y “Nemico della patria” (Amdrea Chénier). El Premio María Orán a la soprano española lo obtuvo Laura del Río, que con gran seguridad y una perfecta emisión entonó “Era una rosa que en un jardín” (Doña Francisquita) y “Quando m’en vò” (La Bohème). Elvira Padrino y Cecilia Rodríguez, ambas sopranos españolas con muy buena dicción, interpretaron “De España vengo” (El niño judío) y “Chacun le sait” (La fille du régiment), respectivamente. El mexicano Alejandro López, en su cuerda de bajo bien timbrado, cantó “La calunnia è un venticello” (Il barbiere di Siviglia), mientras que Olena Sloia, soprano ligera rumana de gran agilidad, interpretó “Care compagne...Sovra il sen la man mi posa” (La sonnambula). Finalmente, la soprano italiana Marta Mari recreó “Un bel dì vedremo” (Madama Butterfly) con emisión limpia y bien timbrada.
Como pianista acompañante ejerció el experimentado Dario Tondelli, maestro repetidor de ópera en el Teatro Lírico Sperimentale A. Belli de Spoleto y maestro en curso de alto perfeccionamiento de la Scuola dell’Opera Italiana en Bolonia.  * Estrella ORTEGA