Recital  Javier CAMARENA
Obras de Mozart, Zingarelli, García, Rossini, Bellini y Donizetti. Javier Camarena, tenor, y Ángel Rodríguez, piano. Iglesia del Carmen de Peralada, 27 de julio de 2018.
 
Javier Camarena, en la Iglesia del Carmen de Peralada ©Festival Castell de Peralada / Toti Ferrer 
 
Javier Camarena apostó por un amplio programa dedicado al compositor sevillano Manuel García y a su repertorio, una muestra de su disco Contrabandista (Decca). Ya en las arias de Così fan tutte y Giulietta e Romeo de Zingarelli demostró que posee todos los recursos vocales y artísticos para ser uno de los mejores tenores lírico ligeros del momento. A una voz de gran belleza, fraseo exquisito, dicción perfecta y registro muy amplio –con graves solventes y agudos y sobreagudos de ensueño–, hay que unirle su simpatía, entusiasmo e inteligencia en el repertorio. En las piezas de García mostró su perfecta asimilación del material, haciendo suyos, por ejemplo, los divertidos textos en andaluz de la ópera-monólogo El poeta calculista. Un repertorio muy poco divulgado y que le va como anillo al dedo en el que es de esperar que siga profundizando. La segunda parte estuvo dedicada el bel canto arrancando con una bellísima “A te, o cara”, una sensacional “Languir per una bella” de pirotecnia admirable y el aria cantada con mayor profundidad, “Tombe degli avi miei” de Lucia, quizás lo mejor de la velada. Finalizó el programa con la popular “Ah! mes amis!” con sus nueve Do de pecho como soles y una facilidad para el virtuosismo que dejó entusiasmado al público, al que regaló propinas de Bellini, Rossini, el excelente polo de El poeta calculista y tres canciones populares mexicanas. Una gran velada musical con uno de los artistas más en alza del panorama lírico internacional.  * Fernando SANS RIVIÈRE