Teatro de La Zarzuela
Alonso ¡24 HORAS MINTIENDO!
Jesús Castejón, Gurutze Beitia, Estíbaliz Martyn, Nuria Pérez, Joselu López, Enrique Viana, Raffaela Chacón, Ángel Ruiz, Cecilia Solaguren, José Luis Martínez, María José Suárez, Mario Martín, Luis Maesso. Dirección: Carlos Aragón. Dirección de escena: Jesús Castejón. 29 de junio de 2018.
 
Dos detalles del montaje concebido por Jesús Castejón © Teatro de La Zarzuela / Javier del Real
 
El Teatro de La Zarzuela cerró su temporada cantando a Fangoria: “No quiero más dramas en mi vida, solo comedias, entretenidas”. Se acabó el drama generado por la posible fusión entre el Teatro Real y La Zarzuela para terminar con una comedia lírica de Francisco Alonso, convertida en una auténtica revista, ¡24 horas mintiendo!. Maravilloso fin de fiesta. Las risas hilvanaron este enredo de situaciones cómicas y surrealistas puesto en escena por Jesús Castejón, gran conocer del teatro y del género, a partir de la versión libre de Alfredo Sanzol. Estos nuevos aires literarios dan otro tipo de ritmo a esta historia saciada de gags, guiños a la actualidad, chistes, situaciones cómicas y socarronas de forma directa a través de una línea argumental que cobra impulso de una forma mucho más vibrante en la segunda parte del espectáculo. La obra contó con una atractiva y funcional escenografía de Carmen Castañón, una vibrante iluminación de Eduardo Bravo, vistosos figurines de Ana Garay y chispeantes coreografías de Nuria Castejón.
El tejido musical de la obra de Alonso fue dirigido con absoluta maestría por Carlos Aragón, que combinó los diferentes ritmos de la partitura al detalle al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid. En el escenario prevaleció la parte actoral sobre la canora, con Jesús Castejón y Gurutze Beitia dando vida a los roles de Casto y Casta, protagonistas de toda esta fechoría. Dos grandes personalidades del teatro que aportaron genialidad interpretativa, comicidad y gracia. Sus hijas en escena fueron Estíbaliz Martyn (Totó) y Nuria Pérez (Charito), que tuvieron presencia escénica y frescura cantando, con gusto a pesar de la falta de volumen. Reunió todas sus virtudes canoras e interpretativas Enrique Viana para dar vida al Amo Lolo, personaje que sin duda creó absoluta afición. Geniales Cecilia Solaguren y Ángel Ruiz como Laura y Fernando, chispeantes y divertidos en todos los sentidos. Sin perder el brillo actoral del conjunto, Mario Martín como Fileto y Raffaela Chacón como Ramona mostraron su mejor faceta sobre el escenario. Se lució María José Suárez como Magdalena y resolvieron con maestría sus respectivos roles Joselu López, José Luis Martínez y Luis Maesso. Al ritmo de “¡dame maní, toma maní!” llegaron las risas, el humor y el optimismo. ¡Por fin!  * Isabel IMAZ