Arena
Bizet CARMEN
Anna  Goryachova, Brian Jadge, Mariangela Sicilia, Alexander Vinogradov, Ruth Iniesta, Arina Alexeeva, Luca Dall’Amico, Davide Fersini, Enrico Casari, Biagio Pizzuti. Dirección: Francesco Ivan Ciampa. Dirección de escena: Hugo de Ana.  22 de junio de 2018.
 
Anna Goryakova fue Carmen en el nuevo montaje de Hugo de Ana de la ópera de Bizet © Arena de Verona / Foto Ennevi 
 
Carmen, la única nueva producción de la 96º edición del Festival de la Arena de Verona, sigue con la política de renovación pero también de prudencia en la labor de recuperar terreno en la gestión financiera, que se pretende quede equilibrada el próximo año. Confiada a Hugo de Ana y a su equipo –la coreógrafa Leda Lojodice, el diseñador de luces Paulo Mazzon y Sergio Matalli para las proyecciones vídeo– esta Carmen se presenta como una versión de mínimos en el aspecto escénico, trasladando la acción a la Guerra Civil española. La idea no es nueva, pero desde un punto de vista objetivo la ópera no permite esta traslación histórica, que diluye la naturaleza del título al convertir a gitanos y contrabandistas en milicianos y militares franquistas. Duele tener que reprochar al siempre admirado Hugo de Ana una regia que no convenció, aunque buena parte del público extendiera a los autores de la vertiente visual el éxito decretado a los responsables musicales.
 
Entre estos destacó la dirección de Francesco Ivan Ciampa, que optó por preparar una versión mezcla de Guiraud y de la original de la Opéra-Comique, una lectura avalada por la buena labor de la orquesta y la del coro que prepara Vito Lombardi, comprendido el infantil. En el aspecto vocal la sorpresa estaba reservada a la figura del tenor Brian Jadge, un José perfectamente adecuado tanto por la bella línea de canto y la pertinencia estilística  como por la apostura física que en teatro nunca está de más. Gustaron también la joven Micaëla de la soprano Mariangela Sicilia y las gitanillas de la española Ruth Iniesta, Frasquita de seguro registro agudo, y Arina Alexeeva, mezzosoprano rusa como Mercedes. Alexander Vinogradov, aun exhibiendo una voz imponente por armónicos y con el physique du rôle perfecto para Escamillo, tuvo algún defecto de afinación, cosa en que también incurrió la protagonista, Anna Goryachova, una atractiva y arrebatadora Carmen que no siempre pudo ofrecer una perfecta cuadratura musical. En los cometidos menores cumplieron el barítono Davide Fersini (Dancairo), el tenor Enrico Casari (Remendado), el bajo Luca Dall’Amico (Zuniga) y el barítono Biagio Pizzuti, vocalmente muy presente como Morales.  * Andreas MERLI