CRÍTICAS

Teatro Real
Britten GLORIANA 
Alexandra Deshorties, David Butt Philip, Hanna Hipp, Gabriel Bermúdez, María Miró, Charles Rice, David Steffens / Benedict Nelson, Elena Copons, Itxaro Mendaka, Gerardo López. Dirección: Ivor Bolton. Dirección de escena: David McVicar. 24 de abril de 2018.
 
Detalle del montaje de Gloriana concebido por David McVicar © Teatro Real / Javier del Real 
El segundo reparto de esta gran Gloriana presentaba el atractivo de la soprano franco-canadiense Alexandra Deshorties en el papel estelar. Viniendo como viene del canto mozartiano, y habiendo cantado las Elisabettas de Roberto Devereux, Maria Stuarda y la de Rossini, resultaba muy interesante ver cómo resolvía el rol en esta versión del drama de la reina, más crudo pero no más dramático que sus predecesoras belcantistas. No defraudó, al contrario. Con una voz limpia, templada y homogénea, en plenitud de facultades y con técnica infalible, logró una Isabel más humana e incluso vulnerable –fue aplaudida, algo raro en este repertorio, al final de su espléndida oración del primer acto–, sin que padeciera lo heroico y algo inhumano del personaje en el parlando con el que culmina la ópera. Más que una descripción, Deshorties describió una evolución psicológica y moral, bien trabajada también en lo escénico.
Estupendo el Devereux de David Butt Philip, lírico en sus canciones y fino en la ingenuidad masculina que caracteriza al personaje. Excelente, con una limpia línea de canto, el madrileño Gabriel Bermúdez en Lord Mountjoy y de gran altura la barcelonesa María Miró, que supo componer una Penélope valiente y vulnerable con una voz fresca, potente y matizada. Charles Rice y David Steffens defendieron con soltura sus papeles y Hanna Hipp encarnó una muy creíble Frances.
La Orquesta y el Coro respondieron con renovada soltura y fluidez a las exigencias de la partitura y del maestro Ivor Bolton, que mantuvo la tensión y se mostró atento a los colores y a las voces. Muy bien el resto del reparto, que repetía sus papeles en esta función final de la Gloriana del Real.  * José María MARCO