CRÍTICAS

Metropolitan Opera
Mozart  LE NOZZE DI FIGARO
Ildar Abdrazakov, Nadine Sierra, Mariusz Kwiecien, Ailyn Pérez, Isabel Leonard. Dirección: Harry Bicket. Dirección de escena: Richard Eyre. 13 de enero de 2018.
 
La Metropolitan Opera recuperó el montaje de Le nozze di Figaro de Richard Eyre © Metropolitan Opera / Ken Howard
 
Esta producción de Richard Eyre, estrenada con éxito en la inauguración de la temporada del 2014-15 y apodada como la “Downton Abbey española”, volvió al escenario del Lincoln Center con un elenco estelar que incluyó algunos cambios positivos respecto a las funciones de hace tres cursos. Incluso en este divertido y bien logrado montaje, que traslada la acción a una mansión de Sevilla en la década de 1940, lo más importante sigue siendo la calidad vocal de los solistas, encabezados en esta reposición por la flamante Susanna de Nadine Sierra. La estadounidense supo dominar la escena con su preciosa y estilizada voz de soprano y perfecto timing cómico junto al elegante Figaro de Ildar Abdrazakov, con quien alcanzó una perfecta química escénica. Asimismo, Ailyn Pérez presentó una Condesa de un virtuosismo vocal y musical absoluta, mientras que su compenetración con el personaje fue conmovedoramente conveniente. Y si el voluminoso instrumento del barítono Mariusz Kwiecien estuvo un tanto tosco y fuera de control, en cierta manera complementó el personaje del Conde. Isabel Leonard resucitó su Cherubino, con el que se pudo apreciar su admirable crecimiento vocal e interpretativo, convenciendo con autoridad en el rol más difícil de cambiar de época. Ashley Emerson fue una refinada Barbarina y Maurizio Muraro y Maryann McCormick dieron vida con virtuosismo histriónico y comicidad vocal al Dr. Bartolo y Marcellina. Greg Fedderly fue un apropiadamente repulsivo Don Basilio y Paul Corona y Scott Scully redondearon los personajes de Antonio y Don Zurzio.
La orquesta bajo la dirección de Harry Bicket fue tal vez lo menos cuidado de la función, aunque el resultado de conjunto con los solistas y el coro fue saludado por el público con largas y entusiastas ovaciones.  * Eduardo BRANDENBURGER