Teatro Principal
Recital Gregory KUNDE
Obras de Duparc, Massenet, Bizet, Verdi, Bellini, Puccini, Leoncavallo. José Ramón Martín, piano. 6 de diciembre de 2017. 
 
El Teatro Principal de Zaragoza, único coliseo que queda en pie en la ciudad del Ebro, ya no puede albergar representaciones de ópera y zarzuela después de que se haya limitado el ya de por sí reducido foso para la orquesta con una reciente reforma, entre otros cambios sorprendentes. A lo sumo esta sala ahora puede acoger algún concierto lírico, como el que interpretó el tenor Gregory Kunde como conmemoración del 80º aniversario del legendario Miguel Fleta. Kunde porsee una voz de bello timbre de tenor lírico que ha ido evolucionando desde la cuerda de lírico-ligero, muy propicia para notas de registro agudo –dentro de una técnica costodiafragmática– y que ha ganado robustez en la zona central. En el programa incluyó arias líricas en las que se apreció la idoneidad a sus medios vocales, como en “Porquoi me réveiller” de Werther, que encandiló al público al subrayar la intensa melancolía del fragmento, en el que alcanzó un rotundo Si natural. Pero también incorporó otros papeles dramáticos y veristas que le impidieron dosificar sus recursos vocales, en los que tuvo que esforzarse más y que le provocaron algún problema en el color de la voz. Así, pasó apuros en el Do de “Di quella pira” de Il Trovatore y en el agudo final del celebérrimo “Nessun dorma” de Turandot. De cualquier forma, en la segunda parte, dosificó más sus propias fuerzas y tuvo momentos brillantes, como en la dulce canción de arte de Bellini, “Malinconia, ninfa gentile”, y se recreó con excelente fraseo y brillantez en la nota aguda final “Recondita armonía” de Tosca. Sorprendentemente, en el apartado de bises, se transformó en el verdiano Otello, en los momentos más dramáticos del tercer acto, y concluyó –aunque confesó que no la había cantado nunca– con la romanza de Leandro de la zarzuela La Tabernera del puerto. El repertorista José Ramón Martín, al piano, se adaptó plenamente a la idiosincrasia del tenor.
Interesante recital que el público supo apreciar dada la escasez de música lírica en Zaragoza.  * Miguel Ángel SANTOLARIA