Auditorio de Tenerife
Bellini I CAPULETI E I MONTECCHI
Lara Lagni, Aurora Faggioli, Francesco Castoro, Nicoló Donini, Alberto Camón. Dirección: Matteo Pagliari. Dirección de escena: Silvia Paoli. 26 de octubre de 2017.
 
Silvia Paoli trasladó la acción de I Capuleti e i Montecchi a los años 70 del siglo XX © Ópera de Tenerife 
El proyecto Ópera (e)Studio forma parte del Área Educativa y Social de Ópera Tenerife y está dirigido a los jóvenes que, concluido el periodo de formación académica superior, no tienen aún experiencia escénica real. Un equipo de profesionales prepara a los seleccionados en los aspectos imprescindibles para la representación operística en cuanto a técnica de interpretación musical y escénica, estilo, expresión corporal dirigida a la naturaleza teatral del rol según su contexto histórico. En esta ocasión trabajaron I Capuleti e i Montecchi, una tragedia lírica en dos actos con música de Vincenzo Bellini y libreto de Felice Romani basado en la famosa obra de Shakespeare sobre los amantes de Verona y la rivalidad entre sus respectivas familias, con un trágico final para los enamorados. Lo hicieron en una coproducción entre el Auditorio de Tenerife y el Teatro Comunale de Bolonia en la que la directora de escena, Silvia Paoli, dejó claro que para ella no solo se trata de un drama amoroso, sino de una historia de odio, venganza, honor, deber y lealtad familiar que se manifiesta en todas las épocas. En este montaje la regista contextualiza la trama en los años setenta del siglo pasado en el sur de Italia, época en la que se manifiesta un crecimiento delictivo además de la revolución social y sexual, sin olvidar que se mantienen todavía anclados rituales, leyes arcaicas y supersticiones aunque ello suponga un choque entre modernidad y tradición.
El drama se desarrolla en una sala de billar y únicamente unos grandes ventanales permiten intuir el exterior. Todo ello conforma un ambiente cerrado, agobiante, que alude inequívocamente al estado psicológico, enfatizado con niños que pululan por la escena y que simbolizan las víctimas inocentes de tanto odio y sed de venganza, además del amor no culpable de Romeo y Julieta.
El cast para esta jornada lo encabezaron Lara Lagni (Giulietta), joven soprano con muy buen material, y el Romeo de amplio registro de Aurora Faggioli, muy segura en la cuerda de mezzo de coloratura. También participaron Francesco Castoro (Tebaldo), Nicolò Donini (Lorenzo) y Alberto Camón (Capellio). El reparto, en general, resultó muy equilibrado, y cada uno de los participantes dio lo mejor en cuanto a interpretación y credibilidad. El coro y la orquesta dirigidos por Matteo Pagliari mostraron calor e intensidad, convirtiéndose en la perfecta piedra de toque.  * Estrella ORTEGA