OPINIÓN

Fernando SANS RIVIÈRE
ÓPERA ACTUAL 211
(MARZO 2018)
 
El fenómeno del creciente consumo de ópera y ballet en pantallas de cine está alcanzando gran popularidad, en especial gracias a las retransmisiones en directo de diferentes espectáculos y a las cada vez más trabajadas propuestas de realización de dichas emisiones, con entrevistas a los protagonistas y visitas a los ensayos y camerinos durante los descansos. En España son decenas de miles los espectadores que las disfrutan cada año. El fenómeno cuenta ya con cerca de dos lustros de experiencia desde aquella histórica retransmisión de La Traviata desde el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, mientras que el Metropolitan de Nueva York sigue siendo el coliseo más programado en salas de cine de todo el mundo con diez títulos por temporada, como en la anunciada The Met: Live in HD 2018-19 que llegará a 2.200 salas de 70 países en cinco continentes, inicitaiva que ya ha superado la venta de 24 millones de entradas. Otros teatros que también retransmiten ópera en cine son la Royal Opera de Londres, la Opéra de París, el Teatro Real o el Liceu.
La experiencia de ver arte en pantalla grande es intensa gracias a las características del cine como formato, a sus primeros planos, a los subtítulos, a una imagen en alta definición y a un sonido espectacular. En el caso de la ópera, la iniciativa ayuda a popularizar el género, especialmente en lugares donde no hay una oferta en vivo destacada, aunque –como criticaba Gerard Mortier– puede que en las grandes ciudades se transforme en competencia de los propios teatros operísticos. De hecho el Met lleva varios años con disminuciones considerables de espectadores, aunque todavía no hay una clara relación entre ese descenso y el auge de su temporada en los cines.
Para la mayoría de teatros estar en los cines representa un importante esfuerzo económico que aumenta su visibilidad y difusión a nivel internacional, a pesar de esos costes que casi nunca se recuperan. Las cadenas de cines están encantadas de ampliar su oferta –con precios más caros–, ofreciendo también obras de teatro subtituladas desde el National Theatre de Londres o la Comédie Française de París, además de musicals, conciertos de clásica o de pop, rock, etc., y cada vez más espléndidos documetales dedicados a grandes exposiciones artísticas como las de los retratos de Goya (National Gallery de Londres) o de Cézanne (Museo de Orsay de París).
 
Por todo ello la industria cinematográfica dedicada a las artes presentará en España el primer Festival Mallorca Arts on Screen (MAS) entre el 2 y el 7 de abril, que contará con un apartado dedicado a la ópera, danza, teatro y museos, cuyas propuestas a concurso podran verse durante la semana en Ocimax y CineCiutat de Palma de Mallorca, junto a otros proyectos y novedades fuera de concurso, además de una Conferencia en el Teatro Mar i Terra para profesionales del sector (6 y 7 de abril), ofreciéndose premios en las cuatro categorías por parte del público y el jurado –en el que participará ÓPERA ACTUAL–, además del Premio especial Año Europeo del Patrimonio Cultu­ral 2018 que reconocerán el trabajo –o al artista– más representativo de los valores europeos.
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00