EN PORTADA

 
Con un mandato por delante lleno de objetivos por cumplir como presidente de la Asociación bilbaína, Juan Carlos Matellanes afronta el próximo curso poniendo énfasis tanto en la divulgación del género como en la vertiente social de la entidad. 
 
Pablo MELÉNDEZ-HADDAD
ÓPERA ACTUAL 213
(MAYO 2018)
 
En junio del año pasado se constituyó la nueva junta directiva de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE), con Juan Carlos Matellanes como presidente, quien explica a ÓPERA ACTUAL que los estatutos de la entidad establecen realizar elecciones cada cuatro años, “por lo tanto nos quedan tres de trabajo intenso para hacer realidad el lema que nos hemos propuesto, CONECTAdos, y conseguir que todos los aficionados a la ópera se sientan identificados con la expresión Yo Soy ABAO. ¿Que si me presentaría a la reelección? Eso ya lo veremos”...
 
ÓPERA ACTUAL: ¿Qué aspectos destacaría de la próxima temporada?
Juan Carlos MATELLANES: La articularemos en torno a esos dos conceptos, CONECTAdos y Yo Soy Abao. CONECTAdos porque nuestras actividades están diseñadas para conectar emociones, sentimientos, cultura y sobre todo generaciones. Con Yo Soy Abao queremos reforzar el orgullo y el reconocimiento tanto de nuestra Comunidad como a nivel internacional, de la misión, valores y actividades que desarrollamos. En total tendremos nueve títulos, 46 funciones, 74.800 espectadores, con más de 50 empresas en programas de patrocinio y un área social y cultural de la que se benefician de forma gratuita 46.500 personas en 450 actividades. Queremos conseguir que, a través de ABAO, Bilbao sea una ciudad de ópera, sobre todo este año tan excepcional para la Villa como es 2018, nombrada mejor ciudad europea.
 
Ó. A.: ¿Cómo se concretan las actividades abaístas?
J. C. M.: En torno a cuatro ejes de actuación. En primer lugar, la 67ª temporada de ópera, con cinco títulos que recorren la evolución de la ópera desde 1814 hasta 1896 a través del repertorio italiano, alemán y francés: La Bohème, Fidelio, I Lombardi alla prima crociata, Semiramide y Les pêcheurs de perles. Cinco grandes obras a las que sumamos el atractivo de las mejores voces y cuatro producciones inéditas en el país. Además, el 24 de noviembre, con la primera función de Fidelio, celebraremos nuestra representación número 1.000. El segundo eje son las actividades artísticas complementarias: la temporada AbaoTxiki, Opera Berri, los ensayos generales y el Concierto de ABAO. En tercer lugar están las actividades culturales, con el ciclo de conferencias de introducción a la ópera, el programa Opera Bihotzetik, las aulas de la experiencia y las publicaciones. El cuarto eje es el área social, con más de 450 actividades educativas y solidarias que se desarrollan a través del programa didáctico, el proyecto Opera y + y el movimiento Fair Saturday.
 
Ó. A.: ¿Por qué no habrá ninguna producción o coproducción propia?
J. C. M.: Es una mera casualidad. Concedemos mucha importancia a la realización de producciones y coproducciones con otros teatros porque suponen una muestra de la relevancia internacional de la Asociación. Además de descubrir nuevas voces, es importante apostar por la creatividad. No importa cuándo se ponen en escena si se reparten de forma homogénea entre distintas temporadas. Puedo adelantar que en nuestra 68ª temporada estrenaremos cuatro coproducciones. Esta temporada hemos puesto un interés especial en traer montajes inéditos, y de las cinco puestas en escena, cuatro son estreno a nivel nacional.
 
Ó. A.: ABAO-OLBE sigue siendo una gran aliada del Teatro Arriaga, donde se desarrolla el ciclo ABAO-Txiki. ¿Cómo ha ido evolucionando la programación?
J. C. M.: La puesta en marcha de una temporada para acercar a los jóvenes a la ópera nació en 2005. Cuando acabe la temporada 2018-19 habremos puesto en escena 66 títulos, 42 de ellos diferentes, con 278 representaciones y un aforo de 305.800 espectadores. Además, de esas 42 obras, 18 han sido producciones o coproducciones nuestras. Esta evolución marca nuestro compromiso para acercar la ópera a las nuevas generaciones. Hoy en día la programación está orientada a jóvenes de hasta 12 años, pero estamos trabajando para ampliar este rango de edad en el futuro.
 
 
Ó. A.: ÓPERA ACTUAL premió en 2010 a ABAO por el inmenso proyecto Tutto Verdi. ¿Qué ha significado para la Asociación esta iniciativa?
J. C. M.: Es un proyecto singular que, además de profundizar en el conocimiento de la figura y obra de Verdi, ha permitido obtener el reconocimiento internacional de ABAO. Es un proyecto cultural completo, con ópera, publicaciones, grabaciones, exposiciones, conferencias y reconocimientos como el Premio ÓPERA ACTUAL y el Premio Lírico Teatro Campoamor. Nos faltan por representar dos títulos: Jérusalem y Alzira. En la temporada 2019-20 pondremos en escena una nueva coproducción de Jérusalem con la Ópera de Bonn, que se estrenó en la ciudad alemana en 2016 con enorme éxito de crítica y público y una ovación final de 19 minutos; y en 2021 se representará Alzira, también con una nueva coproducción en la que ya estamos trabajando.
 
Ó. A.: ¿En qué se diferencia una temporada artística organizada por ABAO de una programada por un teatro con escenario, técnicos y cuerpos estables propios?
J. C. M.: El modelo societario y de gestión de ABAO difiere del de otros teatros. Somos una entidad privada, no tenemos teatro propio... Esto tiene ventajas e inconvenientes. Tenemos menos disponibilidad de espacios, lo que conlleva menos días de ensayos y la limitación de poner en escena algunas producciones que nos gustaría. Por el contrario, disponemos de mayor flexibilidad para contratar orquestas o equipos técnicos y también menos cargas de estructura. Se trata de un modelo eficiente de alta productividad y con el que se ha demostrado que se puede realizar una temporada de calidad, reconocida internacionalmente y con costes más mesurados que otras opciones. Probablemente el talón de Aquiles de este modelo es la menor sensibilidad en los presupuestos de las instituciones en comparación con otras opciones de titularidad pública.
 
Ó. A.: ¿Cómo se financia la Asociación? ¿Considera que los recursos públicos son insuficientes si se comparan con lo que se aporta a otras entidades líricas?
J. C. M.: Al ser una asociación privada los déficits en los que se incurre no son financiados por ninguna otra institución. Además la ley actual impide que si existe superávit se pueda destinar a fortalecer los fondos propios. Siempre hemos defendido que un modelo sostenible sería si se consigue un 33 por cien de ingresos a través de los abonos de socios y la venta de entradas; otro 33 por ciento de patrocinio privado y otro 33 de subvenciones públicas. En este momento contamos con un 50 por cien de ingresos propios, 25 de patrocinio privado y un 25 por ciento de subvenciones públicas. Todas las comparaciones son odiosas, pero, sinceramente, las aportaciones públicas deberían ser superiores a las actuales teniendo en cuenta la calidad y relevancia de nuestra temporada: ahora recibimos 1,6 millones de euros y consideramos que un nivel razonable estaría en torno a los 3,5 millones.
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00