NOCHES DE ESTRENO

 
Diseño de la propuesta teatral y escenográfica de Paco Azorín para  Maruxa en el Teatro de La Zarzuela de Madrid
 
Teatro de La Zarzuela
teatrodelazarzuela.mcu.es
MARUXA
25, 26, 27, 28, 31/I
1, 2, 3, 4, 7, 8, 9, 10, 11/II
Maruxa: Maite Alberola / Susana Cordón.
Pablo: Rodrigo Esteves / Borja Quiza. Rufo: Simón Orfila. Rosa: Ekaterina Metlova / Svetla Krasteva. Antonio: Carlos Fidalgo / Jorge Rodríguez Norton. Un zagal: Carles Pachón. Eulalia: Julia Arellano. Voz en off: María Pujalte.
Galicia: María Cabeza de Vaca.
Orquesta de la Comunidad de Madrid
Coro del Teatro de La Zarzuela
(Director: Antonio Fauró).
Dirección: José Miguel Pérez-Sierra.
Dirección de escena: Paco Azorín. 
 
Paco Azorín vuelve al madrileño Teatro de La Zarzuela con una nueva propuesta, Maruxa, de Amadeu Vives, una ópera española que nació como zarzuela y que resucita después de décadas de silencio. Para el director de escena y escenógrafo se trata de una obra con una música genial “muy influenciada por Wagner, pero con un libreto dramáticamente muy débil”. Por ello, esta operación de rescate tiene mucho de puesta al día, “ya que hablamos de un título que no sube al escenario madrileño hace cuatro décadas. Necesitábamos actualizar lo que en esencia es una fábula pastoril. Había que hacer un esfuerzo por devolverle actualidad ahora que se ha hecho una nueva edición crítica”, a cargo del maestro Miquel Ortega, en una nueva muestra de restitución del patrimonio del coliseo de la calle Jovellanos. Según Azorín, “dramatúrgicamente necesitábamos una puesta en escena a la altura. Y por eso proponemos esta lectura renovada, con un artilugio escénico. Y como en el fondo la obra trata de una lucha de poder entre dos señoritos gallegos y dos pastores, hemos planteado un conflicto entre una clase dominante y otra oprimida. Para ello recurrimos como metáfora a los desastres ecológicos que ha vivido Galicia con los accidentes de petroleros en sus costas: estamos ante personas que no tienen ningún prejuicio por ganar dinero sin importarles la vida de la gente. El chapapote es el símbolo. Limpiar el paisaje y la dignidad de una población que lucha contra esa mancha de petróleo vertida por los especuladores es nuestro telón de fondo. No evocamos al Prestige, que está más presente en la sociedad, sino al Urquiola, un barco que en 1976 vertió 100.000 toneladas de petróleo en el puerto de A Coruña. Este escenario nos permite enfrentar esos dos mundos que en Maruxa funcionan perfectamente”. Azorín reconoce que se trata de un salto arriesgado, “pero es que la otra alternativa era ser fiel a un libreto que arranca con la protagonista cantándole a una oveja. ¿Esto puede interesar hoy? El escenario es un lugar para hacerse preguntas, y esa es nuestra responsabilidad como creadores. Cambiamos el contexto, pero no el espíritu, además de no tocar ni una sola nota, ya que se trata de la versión operística de la obra (de 1915), no de la zarzuela (1914), sin diálogos”.
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00