NOCHES DE ESTRENO

Teatro Real
www.teatro-real.com
El gallo de oro
25, 28, 29, 31/V
1, 3, 4, 5, 9/VI
Dmitry Ulyanov / Alexey Tikhomirov, Sergei Skorokhodov / Boris Rudak, Alexey Lavrov / Iurii Samoilov, Alexander Vinogradov, Sara Blanch, Olesya Petrova / Agnes Zwierko, Alexander Kravets / Barry Banks, Venera Gimadieva / Nina Minasyan. Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real. (Coro Intermezzo –dirigido por Andrés Máspero– y Orquesta Sinfónica de Madrid).
Dirección: Ivor Bolton. 
Dirección de escena: Laurent Pelly.
 
Una imagen del estreno en Bruselas de El gallo de oro que recalará en el Teatro Real
 
El Teatro Real sube  a las tablas la última y mejor ópera de Nikolai Rimsky-Kórsakov, El gallo de oro, una partitura que se mueve entre la sátira política y la orquestación prodigiosa del maestro ruso. Tomando como origen una fábula infantil de Alexander Pushkin, el compositor consigue recrear un mundo en el cual la avaricia y el afán de poder lo anegan todo.
 
Mario MUÑOZ
 
Los últimos años de la vida de Rimsky-Kórsakov estuvieron marcados por la amargura de la incomprensión. En una Rusia aún conmocionada por la derrota inapelable contra Japón y los levantamientos juveniles en San Petersburgo, los disturbios acabaron llegando al Conservatorio en el que el compositor se posiciona del lado de los estudiantes y contra la represión estatal. En otro símbolo de la progresiva desintegración del imperio zarista, Rimsky-Kórsakov es destituido de su cátedra tras las presiones del resto del profesorado y de la prensa. En 1906 comienza la composición de El gallo de oro manteniendo la misma fórmula de su éxito con El cuento del zar Saltán, también con texto de Pushkin. Pero en este caso, tras finalizarla un año más tarde, la censura se mostró inflexible por los posibles paralelismos entre el protagonista de la ópera y el zar, prohibiéndose su estreno en los Teatros Imperiales. La ópera tuvo que esperar dos años para verse sobre los escenarios, hasta el 24 de septiembre de 1909 en el Teatro Solodovnikov de Moscú, bajo la dirección de Emil Cooper. Para entonces el compositor ya había muerto en la casa familiar de Lyubensk.
 
La trama que tanto revuelo causó a los censores en realidad no parece tan subversiva a priori. En una Rusia intemporal el rey Dodon vive sitiado por los enemigos y el miedo. El astrólogo de la corte le regala un gallo de oro que alertará de los peligros a cambio del cual el rey le ofrece todo aquello que desee. Tras la muerte de sus hijos, que se han matado entre ellos, Dodon vuelve del campo de batalla seducido por la Princesa de Shamajan, con quien desea casarse. El astrólogo requiere entonces a la bella princesa en pago y la negativa del rey desencadena la muerte de los protagonistas y la desaparición de la princesa y el gallo. 
 
Bajo este dialecto de fábula los censores creyeron ver en el rey torpe, avaricioso y pusilánime en grado sumo una alegoría respecto al zar; y en la inútil defensa de los enemigos un recordatorio de la reciente herida japonesa. Así la censura cerró el camino a una ópera brillante en lo musical, un manual de orquestación al alcance de muy pocos en el cual lo extremo (coloraturas, tímbricas, dinámicas) sirve para ilustrar un mundo de moralejas. 
Sara Blanch, la ganadora del Premio ÓPERA ACTUAL 2016, ha visto cómo se disparaba su agenda a raíz de su éxito múltiple en la 53ª edición del Concurso Internacional de Canto Francesc Viñas. Para su debut en el Teatro Real ha elegido un papel poco frecuente en el repertorio pero esencial en microuniverso de Rimsky-Kórsakov: el propio gallo de oro. “Cuido mucho el repertorio que puedo abordar y cuándo lo incorporo a mi agenda”, comenta la joven soprano. “No significa que no anhele hacer la Lucia de Donizetti o embarcarme en una Traviata, pero mi voz irá alcanzando estos títulos y personajes sin impaciencias. Hay en realidad tanta música pendiente de sacar a escena en mi tesitura que tampoco hay que forzar o sacrificar nada. En ese sentido me gusta mucho mi personaje en El gallo de oro porque, aunque no sea de gran duración, es esencial para el devenir de la trama”. 
 
“En general –prosigue Sara Blanch– el proceso de preparación de cada personaje no varía demasiado, sea el papel más protagonista o interno como este caso. Mi idea es que lleguen al público con toda la riqueza y profundidad posibles, y para ello tengo que hacer un trabajo previo de acercamiento al nivel emocional del personaje para luego incorporarlo en un plano un poco más real. No estamos haciendo teatro en sentido estricto pero el rol ha de traspasarte. La música de Rimsky-Kórsakov es una pequeña joya de principio a fin, y el gallo juega un poco con el sentido del humor mediante el símil sonoro de imitar el canto real de un gallo. No tiene las complejidades de otros papeles, pero hacer llegar la ironía del personaje es muy importante”.
 
Ese efecto del canto del gallo es uno de los más conseguidos por parte del compositor para llevar al primer plano al mundo de la infancia, y no dejar de lado por completo la inocencia. “Creo que con papeles como este y trabajando la voz se puede llegar a hacer magia”, sentencia la cantante. “En realidad la profesión de cualquier músico debería procurar la búsqueda, la exploración en el sentido más directo del término. Y eso requiere de una buena dosis de autoexigencia”. 
 
Más allá de la precencia de la española Sara Blanch, el doble reparto reclutado por el Real cuenta con un buen número de voces especializadas, con Dmitry Ulyanov y Alexey Tikhomirov como Zar Dodón, Sergei Skorokhodov y Boris Rudak en el papel de Zarévich Guidón, Alexey Lavrov e Iurii Samoilov en el rol de Zarévich Afrón, Alexander Vinogradov como el General Polkan, y un largo etcétera. La dirección musical corre al cargo de Ivor Bolton y la escenográfica del siempre interesante Laurent Pelly. La obra se representará en el Real en su sala principal durante diez sesiones que irán del 25 de mayo al 9 de junio, con un programa de actividades paralelas que abarca desde el cine ruso en la Filmoteca Española hasta las conferencias sobre la Revolución de Octubre en el Círculo de Bellas Artes.
 
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00