NOCHES DE ESTRENO

Patricia Racette en dos imágenes promocionales del Liceu barcelonés para Katia Kabanova
 
Gran Teatre del Liceu
www.liceubarcelona.cat
KATIA KABANOVA
8, 11, 15, 18, 20, 22/XI
Katerina (Katia) Kabanova: Patricia Racette.
Borís Grigórievitx: Nikolai Schukoff.
Marfa Ignàtievna Kabànova: Rosie Aldridge.
Saviol Prokófievich Díkoi: Aleksander Teliga.
Tíjon Ivanitx Kabanov: Francisco Vas.
Vània Kudriaix: Antonio Lozano. Varvara: Michaela Selinger. Kuliguin: Josep-Ramon Olivé.
Glasha: Mireia Pintó. Feklusha: Marisa Martins. 
O. S. y Cor del Gran Teatre del Liceu.
(Dir. Coro: Conxita García).
Dirección musical: Josep Pons.
Dirección de escena: David Alden.
 
 
La soprano estadounidense Patricia Racette debutó Katia Kabanova en 2003, en la Ópera de Santa Fe. Con esta obra en tres actos con música de Leos Janácek y libreto en checo de Vincenc Cervinka basado en la obra de teatro La tormenta o El huracán del actor, dramaturgo, traductor e hispanista Aleksandr Ostrovski (gran conocedor del teatro de Calderón) la cantante regresa al escenario del Gran Teatre decidida a remover el interior del público. “Este es un personaje muy complicado, multifacético y vocalmente muy demandante. Yo diría que se trata de un Janacek muy complejo”, afirmó la cantante a ÓPERA ACTUAL. La obra también se inspira en el amor del compositor por Janácek por Kamila Stösslová, su musa, casada con otro hombre y 40 años menor que él, a quien dedicó la obra. Estrenada en Brno el 23 de noviembre de 1921, desde 2002 no se escucha en el Liceu. Regresa en un montaje de David Alden que Racette conoce muy bien: “Hice esta producción hace ocho años en Londres y me gusta volver a un montaje que conozco y me es familiar para retomarlo con otra perspectiva. Porque con el paso del tiempo somos personas diferentes, hemos vivido más y eso se debe llevar al personaje, algo que resulta especialmente interesante en este papel tan complicado. El texto me deja impresionada. Katia una mujer que no puede expresar lo que quiere, solo desea escapar. Lo que vive es más que una aventura amorosa. Necesita aire en su espíritu; ella sueña, vive una vida llena de presiones, muy estricta, y sufre espiritualmente. Creo que vive en una especie de cárcel religiosa y se autotortura”.
Katia no resiste la presión social y acaba suicidándose, “y como se sabe, el suicidio es un tema muy delicado en toda sociedad. Lo es ahora en el siglo XXI, imaginémonos lo que era hace 100 años. Diría que es un camino para quienes piensan que no hay más salidas a su situación. Para Katia todo se transforma en una tortura. Hay muchas maneras de ver el suicidio y creo que ella lo ve como un escape cuando le dice a Varvara que quiere volar. Esa puede ser una metáfora del suicidio y allí podría encontrar la calma que busca. Quiere estar libre del tormento y la sociedad no la deja”.
Racette, que tiene en repertorio a la protagonista de Jenufa y que este verano cantará su primera Kostelnicka, es gran admiradora del compositor. Respecto del montaje, afirma que “es muy específico y creo que tiene un punto de vista muy interesante para contar la historia haciéndola increíblemente intensa y poderosa. Además posee pocas distracciones y presenta un punto de vista psicológico y no tan obvio. Es muy interesante”. En plenas conversaciones con el Liceu para ver cuándo regresa, confirma que su próximo papel es la hermana Helen en Dead man walking, de Jake Heggie, “otro gran papel y otra gran ópera” que debutará la próxima temporada.
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00