NOCHES DE ESTRENO

Teatro Massimo / Franco Lannino Studio Camera 
 
ABAO-OLBE
www.teatro-real.com
LA BOHÈME
20, 23, 26, 27, 29/X
Mimì: Ainhoa Arteta / Vanessa Goikoetxea.Rodolfo: Teodor Ilincai / Martín Nusspaumer. Marcello: Artur Rucinski / José Manuel Díaz. Musetta: Jessica Nuccio. Schaunard: David Menéndez. Colline: Krzysztof Baczyk.
Benoit / Alcindoro: Fernando Latorre.
Euskadiko Orkestra Sinfonikoa.
Coro de Ópera de Bilbao (Dir.: Boris Dujin).
Sociedad Coral de Bilbao (Dir.: José L. Ormazábal).
Dirección musical: Pedro Halffter.
Dirección de escena: Mario Pontiggia.
 
 
Ha sido Mimì en Ámster­dam, Las Palmas, Pam­­plona, Sevilla, México... Y Musetta en Nueva York, San Francisco, París, Londres, Múnich, Barcelona, Houston, Verona, Milán, México... Ainhoa Arteta conoce íntimamente la partitura de la popular Bohème de Puccini, y desde dos puntos de vista, tanto desde “el de Mimì como del de su amiga Musetta, que me han acompañado en toda mi carrera”, afirma la soprano vasca que este mes regresa Bilbao para encarnar a la tierna protagonista.
“Vuelvo a Mimì después de muchos años, ahora en un momento vocal de madurez. Creo que hasta yo misma me sorprenderé al ver cómo ha evolucionado este personaje. Con Musetta son dos personajes opuestos, y me encantan. Mimì, en todo caso, me inspira especialmente al tratarse de una mujer discreta, muy tierna, que tiene claro lo que desea y que es muy buena amiga de sus amigos”. Al hablar del personaje, no puede evitar referirse a una de sus grandes inspiraciones: “Una de las Mimìs más perfectas y más fascinantes era la de Victoria de los Ángeles. Antes de su muerte tuve la gran suerte de vivir un momento muy especial con ella, en el que me confirmó que ella era Mimì y que lo sería hasta el último aliento. Y así fue, ya que cantó ‘Sì, mi chiamano Mimì’ incluso cuando le estaban poniendo un respirador artificial, ya muy enferma. Así se sentía: ella era Mimì por carácter, no solo vocal, sino emocionalmente. Siempre que hago el personaje me acuerdo de Victoria, de sus ojos grandes y expresivos, con esa mirada de persona bondadosa e inteligente. Elegante, única, discreta. El color de su voz encajaba a la perfección con Mimì, ya que el suyo era un color angelical (siempre he dicho que Victoria tenía la voz de un ángel) y así se nota en esa grabación histórica que tiene junto a Jussi Björling en la que se aprecia cómo ella hace suyos los textos y los expresa desde el alma. Las frases parecen ser muy simples, pero ella las colorea de tal manera que las impregna del carácter del personaje. Victoria es única y siempre será una referencia, trabajando la voz de una manera magistral”.
La ópera de Puccini regresa al curso abaísta también con un segundo reparto para el ciclo Opera Berri dedicado al público joven, siempre en un montaje de Mario Pontiggia con Pedro Halffter en el podio.
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00