NOCHES DE ESTRENO

 
 
Teatro Real
www.teatro-real.com
FAUST
19, 20, 22, 23, 24, 27, 28, 30 /IX,
1, 3, 4, 6, 7/X
Dr. Faust: Piotr Beczala / Ismael Jordi. Méphistophélès: Luca Pisaroni / Erwin Schrott / Adam Palka. Marguerite: Marina Rebeka / Irina Lungu. Valentin: Stéphane Degout / John Chest. Siébel: Serena Malfi / Annalisa Stroppa. Marthe: Sylvie Brunet-Grupposo / Diana Montague.
Wagner: Isaac Galán.
Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.
(Director del coro: Andrés Máspero).
Dirección: Dan Ettinger.
Dirección de escena: Àlex Ollé.
(La Fura dels Baus).
 
Con su mirada al Faust de Gounod el director de escena Àlex Ollé (La Fura dels Baus, Premio ÓPERA ACTUAL 2012) comienza en Madrid un curso lleno de ópera. Su Faust, una coproducción entre el Real y la Ópera de Ámsterdam donde se estrenó en 2014, es un título al que La Fura le había echado el ojo desde que en 1997 comenzó su inmersión en el mito fáustico con su versión de la obra de Goethe –F@ust 3.0– que continuó con La damnation de Faust en el Festival de Salzburgo (1999) y con la película Fausto 5.0 (2001). 13 años más tarde, Ollé regresó al mito actualizándolo y, a su vez, con una mirada al momento del estreno de la obra de Gounod. “El núcleo de esta puesta en escena es la coincidencia temporal de la ópera y la publicación de El origen de las especies de Darwin, ambas en 1859”, afirmó el regista a ÓPERA ACTUAL.
 
Y continñua: “Gounod estrena en una clima de admiración por la intelectualidad germánica. Es esta circunstancia la que permite presuponerle un conocimiento de la obra de Goethe y de la filosofía alemana del momento, con esa pléyade de pensadores que se halla en el epicentro del Idealismo Alemán que sacudió Europa como un terremoto intelectual. En la obra de Goethe, Fausto vive en la acción en la primera parte y es solo una idea en la segunda... La primera parte desemboca en la destrucción (y en el perdón cristiano), mientras la segunda se diluye en una aventura cósmica habitada por la fantasmagoría de las ideas. En todo ca­­so”, aclara, “en comparación con el texto de Goethe, el libreto de Jules Barbier es decepcionante. Lo que le interesa es la anécdota de la primera parte de Faust, que se inicia con el personaje en su gabinete de trabajo dispuesto a acabar con su vida y que termina con la ascensión de Margarita a los cielos. Los episodios se reducen a un puñado de se­­cuencias. Es, en definitiva, una historia de amor romántica que coincide con la publicación de El origen de la especies, de Darwin, un libro ro­­deado de una polémica con trasfondo fáustico porque implica la eliminación de Dios, al menos en lo que respecta al surgimiento del hombre como fenómeno aparte –o supremo– de la naturaleza. Ahí está la soberbia de Fausto”.
 
La propuesta se centra en un Fausto científico, un Mefisto motor de los deseos ocultos, una Margarita que es puro amor en un paisaje de “trasfondo industrial y surreal. Un laboratorio en el que un grupo de investigadores trabaja en la construcción de un super ordenador, metáfora del cerebro humano y la complejidad del pensamiento”. Con estos mimbres, Ollé ve a Faust como el creador de un ce­­rebro artificial. El montaje estará de­­fendido desde el podio por Dan Ettin­­ger con los tenores Piotr Beczala e Ismael Jordi y las sopranos Marina Rebeka (ver entrevista en página 30 a 32) e Irina Lungu alternándose como principales protagonistas.
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00