NOCHES DE ESTRENO

 
 
De entre las posibles (y plausibles) aproximaciones al mito de Carmen, nuestra propuesta mira a la tragedia griega. Todo sucede ante el coro: ante su mirada creadora (como lo fue la de los viajeros románticos capaz de inventar la imagen y ciertos arquetipos imperecederos de lo español) y su juicio. Así, el espacio escénico (diseñado, como el vestuario, por Jesús Ruiz) es una suerte de ágora humanizada –tonos ocres, terrosos; desgastadas arquitecturas de arrabales antaño gloriosos— que nos sitúa más cerca de Mérimée que de Bizet, plena de estampas y figuras reconocibles de la pintura de finales del siglo XIX en una estetizante sinfonía de formas y colores. Nuestra Carmen subraya los contenidos de esta mitología arquetípica, enfatizando lo que la ópera tiene de un viaje que lleva a la protagonista desde el amor como impulso vital (I acto) a la muerte (IV acto) tras postular la voluntad irrenunciable de libertad y asumir lo ineludible del fatum (“Le destin est le maître”) en los actos centrales. Nuestra propuesta incide en la evidencia de los conflictos entre contrarios (lo diabólico y lo angélico, lo femenino y lo masculino, lo anticonvencional y lo unívoco, el Sur y el Norte) con sus múltiples cruces; lo que permite una encarnadura de los protagonistas humana y reconocible. A ellos, se les une El Destino, cuya presencia musical y dramatúrgica creo justificada. He tenido la suerte de que la producción haya estado protagonizada por las dos grandes intérpretes españolas del momento de la protagonista, Nancy Fabiola Herrera y María José Montiel, quienes han aportado su sensibilidad siendo el soporte del éxito de nuestra Carmen, ya pronta a acoger por primera vez a Annalisa Stroppa. * Francisco LÓPEZ, director de escena de Carmen en Las Palmas de Gran Canaria.
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00