NOCHES DE ESTRENO

 
El contratenor vasco Carlos Mena. A la derecha, en su debut como Radamisto en Salzburgo, en 2002
 
Temporada CNDM
www.cndm.mcu.es
RADAMISTO
22/IV  (Madrid, Auditorio Nacional)
23/IV (Salamanca, Centro de las Artes Escénicas y de la Música)
Radamisto: Carlos Mena. Zenobia: Patricia Bardon. Tridate: Florian Boesch. Polinessa: Sophie Karthäuser. Farasmane: Christian Hilz. Tigrane: Melanie Hirsch.
Fraarte: Valerie Vinzant.
Wiener Akademie.
Dirección: Martin Haselböck. 
 
Que la ópera de Händel Radamisto que ha programado el CNDM en su Universo Barroco de Madrid y en Circuitos Salamanca cuente con el contratenor español Carlos Mena como protagonista no es casualidad. Por algo el cantante de Vitoria está considerado como uno de los más importantes defensores del personaje desde que lo debutara en 2002 en el Festival de Primavera de Salzburgo con un éxito que le abrió las puertas del mercado operístico internacional, terreno que hasta entonces había explotado mínimamente, más concentrado en otros repertorios. “Radamisto ha supuesto una de las obras más importantes para mi carrera; me la ofrecieron sin yo estar especializado en el repertorio y sin haberme presentado a ninguna audición. Fue una oportunidad única y me preparé a conciencia”, afirma el contratenor a ÓPERA ACTUAL. Entonces –como suele hacer para preparar un rol– puso toda la carne en el asador y acabó felizmente “dando en la diana”,­ como reconoce. “Mi manera de trabajar los nuevos personajes no se limita a preparar el papel y, por supuesto, la música, porque también voy a la fuente, investigo sobre el cantante que la estrenó, cómo fue el estreno, por qué se compuso en ese momento, la situación del autor y las razones del sentido estilístico que imprimió en la obra –en este caso, cómo Händel adopta la elegancia de su rival en Inglaterra, Bononcini–, por qué mi personaje pasa por tantas tonalidades o las ornamentaciones que aplicó Senesino, todas sin exageraciones y buscando un sentido dramático... En paralelo trabajé la concentración y la meditación. Me interesaba todo. Y a pesar de que fue solo pra una función, di en la diana”. Después ha retomado la producción varias veces –“en la Musikverein de Viena es la única ópera que se ha escenificado”, aclara– y se lamenta de que en esta breve gira por Madrid y Salamanca no se pueda hacer “al menos con los trajes, todos muy significativos”.
Evidentemente, con el paso de los años, el personaje ha evolucionado en el imaginario de Carlos Mena. “Ahora, siendo yo un intérprete más maduro, cuido mucho la prosodia y reviso cada aviso que me da el cuerpo para ir adaptándolo a la evolución de la voz. Soy un obsesionado de la técnica y hay que ir cambiando con la voz, que me ha crecido en volumen y el pasaje es más amplio y cómodo”. La obra llegará a España proveniente de Viena con la Wiener Akademie dirigida por Martin Haselböck.
 

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00